Conciencia (Dísticos o Pareados)

poema de Otis Amot

Conciencia

Yo soy en tu recuerdo, el ave taciturna,
La lánguida paloma, que guardas en tu urna.

Yo soy la jaula de oro donde encierras tus canciones,
Y la balsa de barro donde salvas tus pasiones.

Yo soy el espejo que endereza tu camino,
Y soy el meandro que retuerce tu destino.

Yo soy esa sonrisa del buen maestro al pupilo,
Y soy la marioneta que enarbolas en un hilo.

Yo soy esos símbolos que escandalizan tu era,
La hoz y el martillo, amor y paz, cruz y calavera.

Yo siempre inflo tu cabeza, con varios patriotismos,
Y te dejo a la deriva, flotando en otros 'ismos'

Yo soy aquel acento extranjero, al que tú extiendes la mano,
Y soy la vergüenza de ignorar, el dialecto de tu hermano.

Yo soy el diente de oro, en la sucia risa de un soldado,
Y mi luz cruel en la noche, te tiene preocupado.

Yo soy el rosario al que en vano pide ayuda,
El llanto solitario de una madre viuda.

Yo soy el bastón torcido que alivia a los cojos,
Y soy esa gran viga que no ves en tus ojos.

Yo soy el arpón que pesca bagres come-caca,
Y la carga de leña, sobre aquella yegua flaca.

Yo soy la espada de dos filos que diseca el bien y el mal,
Y la avispa negra destinada a escaparse del panal.

Yo soy muchas veces, tan dulce como el vino,
Y a veces me presento, amargo como quino.

Yo soy el dios con quien mides todos tus dolores,
Y soy el mercader, que canjea tus errores.

Yo soy la virtud de otros, que usas como tu ungüento,
Y el sudor que exudas, cuando escuchas su lamento.

Yo soy el mercurio presente en tus temores,
Y la cripta gris donde entierras tus amores.

Yo hilvano canas y defino arrugas con desdeño,
Y tejo pesadillas en el paño de tu sueño.

Yo soy el que preside en tus más yermas regiones,
Y armo así las reyertas que agobian religiones.

Yo clavo con estacas, los vampiros de película,
Y te visito cada año, sin falla en la canícula.

Yo soy el agua bendita que usas cuando aquí imploras,
Y soy el negro demonio, que ríe cuando lloras.

Yo soy el incienso que crepita en los altares,
Y el juglar que recita, en la plaza, tus pesares.

Yo soy el sexo turbio que fluye como ríos,
Y sé con certeza donde guardas tus desvíos.

Yo permito abortar fetos, en casas y hospitales,
Y me doy luego el lujo, de llorar en funerales.

Yo soy siempre aquel, que va premeditando asesinatos,
Y vende a ciegas tus valores, en mercados baratos.

Yo soy aquel que guarda en gran estima,
La astilla que en el alma te lastima.

Y soy aquel que remienda con sarcasmo esa herida,
Y veo como en rostros prestados, recobras vida.

Yo recojo el veneno de las iras del vecino,
Y en sigilo vierto de noche, al tronco de su pino.

Yo soy en el juicio final, tu fiel testigo,
Y soy el verdugo filial, en tu castigo.

Yo soy quien optas alejar de tu presencia,
Y soy el que te deja, helado con su ausencia.

Sé que precisas, los horrores de mi ciencia,
Yo soy, al final de finales . . . ¡Tu conciencia!

Otis Amot
Copyright © Derechos Reservados.

Comentarios & Opiniones

ÁNGEL MENDUIÑA IRIBARREN

Espectaculares pareados, hermano Otis, de una belleza sin igual, y una letra maravillosa. Un fuerte abrazo.

Critica: 
Juan Antonio Conde Castro

Hermano Otis Amot: eres lo que quieres ser.
El ingenio en la escritura, un regalo sin deber.
Magníficos pareados con profundo poder, como escritor que se precie debiera tener.
Magnífico! Un fuerte abrazo.

Critica: 
Xio

Estupendos pareados, espectacuilar obra, además con un entretejido de ideas y verdades; un ir y venir maravilloso, eres increíble, un gran abrazo para ti mi querido OLtis, feliz noche amigo.

Critica: 
Xio

Otis.....

Critica: 
ELVIRA COLQUI

hermoso

Critica: 
María del Rocío

Vaya belleza que nos regala! Espectacular como dice Ángel le felicito!

Critica: 
/

Admirable trabajo lleno de profundidad. Hablar sobre la consciencia, requiere tan solo de la gracia del espíritu. Y esa, es la parte sublime del poeta, que hoy, nos regala a sus lectores.

¡Abrazo!

Critica: 
Xio

Te hago otra visita mi querido amigo sólo para preguntarte..Cómo es que desapareces así como así?...eso no se hace, nos das a probar la miel y te la llevas contigo, espero y deseo todo esté bien, recibe mi cariño sincero, feliz tarde Otis.

Critica: 
Romina

Unos versos excelentes y hermosas letras Otis.Un placer leerte.Un saludo

Critica: