Portada

Poemas mejor votados desde Febrero 19

poema

Romance a la luna

Reluce luna de plata
en clara noche te canto
baladas de mil amores
serenatas de mil llantos.

Eres tú la celestina
de mis amores furtivos,
¿Qué sería dime Luna,
si no estuvieras conmigo?

Bajo tú lechoso manto
en dulces brazos, dormido
bajo tú luz encantada
besos de plata he servido.

Eres candil que ilumina
gestas en mi alma ilusión
con ternura me aconsejas
del camino bendición.

De mi corazón eres guía
de mis labios lazarillo
alúmbrame luna mía
con tu luz me maravillo.

Que por siempre tu presencia
no pierda jamás su brillo,
que sin ti no sé qué haría
de mi destino eres sino.

poema

LA BALADA DE ABIGAIL

La distancia es una ilusión,
un límite para nuestras almas.
No te pierdas en sus ojos,
como yo lo hice en sus labios.
Dime, señor Viento,
¿A dónde fueron las aves?
Tal vez ellas están
perdidas en su propio nido,
o habrán pensado
en colgarse al sol.

Querida Abi,
el mar me ha dicho
que sus estrellas siguen un curso,
que no todos sabemos ver.

Querida mía,
las pisadas se hicieron ciegas
y ya no saben
qué hacer con su vida.

Sus ojos mudos,
ya tienen hijos bastardos.
ya mis árboles tienen flores,
flores de soledad,
soledad solitaria.
No corras lejos de mi cadáver,
que la garza no ha querido
posar en mi cráneo.

Aquél cráneo,
que sigue llorando sangre.

poema

Utopía

Cantares
-I-

Garzo el efluvio,
natural cual ave abierta al viento;
reposa cristalino el halo dentro del sueño.

Desvanecidas las huellas del tejado
renacen substanciales las facciones,
del verbo diáfano cual gradual resurrección.

Así, dulcemente alimentada la luz áurea
antes que el viento norte abra sus ojos,
proclama sucesivo su triunfo;
y entona su arrullo sobre la cabeza.

-II-
Vos, sin saberlo…
trovando va un jardín de flores,
y ofrendas a la senda de Génova abierta
en los actos que me devuelvan a ti.

Es vuestro aliento la pieza del sesgo alfil,
sujeta en su jornada a la trama de tiempo cautivo
por un encantamiento de mágicos espejos.

-III-
Irrevocable trazas lunas, líneas, labros;
todos instrumentos de una epopeya pura,
llana e inagotable,
en las manos del alba que labran.

Liberado el infinito, irradia sus colores
y a su encuentro imantado
un mundo le desborda, traspasadas
las torres montes de los cuerpos.

-IV-
¡Tomas todos los instantes...!

Y sobre nubes que apilándose van,
ensoñases un Nilo que emana leche y miel
pacientemente en vuestro estrellado desvelo;
mudo en la inscripción que lleva un nombre.

Nemorosos los andamios
proclaman al interior cada paso senda;
así, la atmósfera transparente
rememora muselinas enramadas
bajo el aleteo de las alas.

-V-
Ahí, dentro, cada uno es palabra,
de un lenguaje en el aire de los techos
cual verbo… ya libre.

Donde el ensueño transformado
obsequia al espíritu una equidistante claridad,
bajo reflejo de los ojos encendidos.

Enuncias en altitud una visión
de tan contemplativa naturaleza;
como espectáculo que solaza un espíritu imperceptible,
existente sólo en la utopía.

Construyes un alminar,
que, en su delicado tañido
esparce azur su vasto polvo estrellas;
do el anhelo crea un hogar.

Y en la esfera prodigiosa,
la almena formula... eternidad.
ϴ

Fondo musical: Paul Cardall- Voices

Febrero 22, 2024
© 2024 Gabriella Ponce de León- La Dama Azul
Todos los derechos reservados.

poema

Mía

Esposa y esposo
Sobrevivir al quien peligroso
Vasos rotos y vidrios en el suelo
Regalos y besos como método de consuelo
Gritos y tratos violentos
Corre la sangre y los lastimosos lamentos
Obsesión y control
"No quiero lastimarte, pero dominado soy por el demonio del Alcohol"

Mi mujer y de mi propiedad
Si eliges abandonarme vivirás en soledad
He aniquilado tu propia identidad
Crees que sin mí sufrirás de necesidad
Poseo el poder de decidir de qué manera morirás
Mía, solo mía y jamás de nadie más.

poema

Amor prohibido

¡Yo te conjuro! Luna sangre roja
quiebra las tinieblas de las cadenas
que mis caricias no sean ajenas
¡no permitas que la noche me escoja!

La fría escarcha llama a la congoja
las rosas negras dibujan escenas
amarla son dunas de mil arenas
suspiro, que su capricho deshoja.

No cubren mimos en campos vacíos
sangre serpentea en ríos de hielo
llantos de nácar en días sombríos.

Amor que cierra las puertas del cielo
besos flotan en oasis baldíos
festín que a negros cuervos da consuelo.

poema

Vivo por ti

Nunca fui ni galán ni caballero
mas la pasión, que a tu alma me encadena
es aroma de rosas y azucena,
sin la miel de tus labios, de amor muero.

Es poder del querer que es verdadero
soñar con el lucero, en luna llena
y deshojar con manos tu tez siena,
de claro hechizo, yo soy prisionero.

Alimento tu campo con anhelo
es abono de beso no vedado
la senda que te lleva al puro cielo.

De profunda pasión vivo entregado
sí me alejo de ti vivo en desvelo
cuando junto a mi estás, vivo florado.

poema

YA NADIE AMA...

Sentimientos,

¿Para qué fingimos?

Creo que poco a poco,

el humano se va olvidando de sus sentimientos,

hasta crear sólo un cuerpo,

incapaz de sentir.

Y lo peor es...

Que nadie hace nada para evitarlo,

es entendible que sin sentimientos,

nada duele.

Pero no podemos permitirnos eso,

el no sentir,

está en el Génesis del humano sentir

nos diferenciamos de otros por eso,

razonemos.

No quiero imaginar,

lo que la humanidad va a hacer,

luego de varios años

probablemente los robots amen más

y nosotros veamos la palabra 'Amor'

como algo desconocido

y al sentir amor diremos que es un resfriado,

bravo,

realmente bravo sociedad.

IARA MARÍA VILLEGAS.

poema

La poesía

La poesía es el guijarro,
la pisada y el camino,
un camino tan largo que una vida
no basta para recorrerlo.
Ante mis ojos desfilan paisajes hermosos
pero si no veo las lágrimas
de los desheredados de la tierra
¿por qué se me permite ser poeta?
Caminante de paso incierto,
voy a cortar violetas, lejos,
yo voy muy lejos.

(Garabatos)