Portada

Poemas mejor votados desde Julio 19

poema

POR Y PARA CUBA.

Soy el verso que se esconde
para vestirse de duelo,
soy el ave que en su vuelo
grita libertad por donde
el sol callado responde,
el cielo viste de oscuro;
donde se roba lo puro,
la dignidad, la alegría,
donde llora la poesía
y el sufrimiento es seguro.

Allá en la tierra lejana
donde el alba palidece,
donde la injusticia crece,
donde el llanto se desgrana,
donde ese amigo, esa hermana,
aquel niño, aquella flor;
pierden su esencia, su olor,
la alegría de vivir...
donde les tocó sufrir
la miseria y el dolor.

Cuba de canto y amor,
tierra de dignos hermanos,
de generosos cubanos,
se ha llenado de valor,
se cansó del opresor;
de eterna desigualdad,
sin aires de libertad,
de injusticia meditada;
de la patria maltratada...
hoy reclama dignidad.

Me uno al llanto profundo
de mi tierra tan querida.
humillada y oprimida;
llegue mi verso rotundo,
llegue mi cantar al mundo,
mi solidario decir,
mi llanto que es mi sentir
por quien levanta la voz
y que cese ya el atroz
maltrato y tanto sufrir.

poema

Hermosos desiertos

Los desiertos son mares de arena,
Los cactus son los piratas que lo navegan,
Sin rumbo esperan la anhelada lluvia,
Mientras que el poderoso sol los ataca con furia.

Los cambios de temperatura son brutales,
Anochece de golpe en estos lugares,
Y con la oscuridad comienzan pequeñas batallas.
Los insectos comienzan a devorarse entre ellos,
Las serpientes serpentean en dirección a los nidos,
Y los zorros sigilosamente van devorando todo a su paso.

Sin embargo…
Las estrellas se ven mejor que en cualquier otro lugar,
Hay dunas de todas las alturas y estilos,
Y rocas de todos los colores.
Incluso se da lo que llaman desierto florido,
Aquí la flora y la fauna no exigen mucho,
En algún lugar te espera un oasis,
Y siempre florecen algunos lirios.

Los desiertos son otro planeta dentro de nuestro planeta,
Por eso pueden ser tan hermosos,
Por eso pueden ser tan hostiles.

poema

Lejos muy lejos de mí.

Siempre deforme me vi
Y junto con ese entender
me deforme con él.

A medida que la pubertad se acercaba
mis pechos iban creciendo
hasta llegar al suelo
junto con mi columna vertebral
que solo venia un poco más atrás.

Los comentarios de mis pares nunca ayudaron,
muy por el contrario.

Más adentro me escondí
ahí dentro bien dentro
en una caverna sin luz,
muchas capas atrás,
donde jamás nadie
podría lastimarme ni encontrar
lejos muy lejos de mí.

Nico Scepanovic

poema

Las pecas de sus mejillas

Tocaba la punta
de sus dedos
como en sobresalto
del alma; me quedaba
suspendido en un suspiro,
en espera de que su mirada
hallará hogar en mis pupilas.
Podía perderme
en las pequeñas pecas
que adornaban sus mejillas,
su nariz, me apetecía
delinearlas cual mapa,
dejarlas comprimidas
para mis momentos
de desvelos;
donde a mi antojo
la colocaba frente a mí
en mi almohada, y así,
lentamente pasar mis dedos
desde su pelo, su frente,
sus parpados, sus mejillas...,
extasiarme en sus labios,
su boca un poco abierta,
en esa mirada suya,
tan mía; en la complicidad
del instante y bondad de la noche.
La atraía hacia mi
en comunión con las pecas
de su rostro y me iba a un
paseo por bóvedas celestes,
en un viaje de dos,
al arribo de lo desconocido
llamado gloria...
Y todo era por el anhelo
de tocar la suavidad en sus dedos,
y perderme en las pequeñas pecas
de sus mejillas...

poema

Constante

Llanto seco,
de noches olvidadas,
Memorias de miradas
risas y amores.
Luna callada, ladridos
Mi sangre fría,
horas, minutos, segundos
Presos en melancolía
andado camino
todo sigue igual.

Raquel Acate

poema

UN BESO

Quiero andar
sobre lo no dicho
para romperte
la boca con un beso
con la lengua sin inventar
con su alfabeto ausente.

¿Pero para qué
si en este idioma
y con este gesto
nos entendemos?

Vení.
Dale. Vení.
Besame y punto
que hoy ando raro.
*****
Del libro "Miradores para tormentas" (de próxima aparición)
Musicalizado por el poeta
www.jeponcedeleon.com.ar

poema

¡VÍSTEME!

Vísteme de luna
con sus rayos deslumbrantes
para que mi diáfana presencia
bañe de luz tus pesares.

Presente a través del tiempo
mis dedos rozan tu carne
vestida de sueños llego
y tu los brazos me abres.

Vísteme de agua cristalina
para que enjuague tus sales
cuando llorando mi ausencia
en tus pensamientos me halles.

Pasados de gratos recuerdos
pululan por todas partes
aférrate a mis palabras
que con el viento llegasen.

Vísteme de fuego vivo
cuando la pasión estalle...
mi cuerpo no estará presente
pero mi alma...¡en combate!

19 de julio de 2021

poema

MICROPOEMA NÚMERO 22 (EL PINTOR Y SU MUSA, LA MODELO)

MICROPOEMA NÚMERO 22:
EL PINTOR Y SU MUSA, LA MODELO

El pintor buscaba una musa, buscaba una modelo. Él quería pintar su cuerpo, pintar su pelo. Y la buscó, entre tanta gente. Y luego llegó a su estudio una modelo, admirada por mucha gente. Y esta mujer, de bonita figura, se convirtió en su musa. Y ella lo admiraba mucho a él como pintor. Y él se fijó mucho en ella porque ella tenía muchos encantos y tenía una bonita figura y parecía una escultura. Y entonces el pintor fue muy diferente a LEONARDO DA VINCI que pintó la “MADONNA” y la “MONA LISA”. El pintor fue muy diferente a VAN GOGH que le gustaba pintar los “GIRASOLES”. Y se pareció un poco a PAUL GAUGUIN que pintaba entre muchos motivos a “LAS MUJERES TAHITIANAS”, aquellas indígenas de donde él había ido a vivir, con su obra a proseguir. Y el pintor fue feliz al lado de ella porque ella era una modelo, era su musa, de bonita figura y parecía una escultura y era su gran amor, no una simple aventura.

Ibrahim Fajardo
30 y 31 de julio de 2021 (Copyright)