Los mejores poemas

Poemas publicados con mejor votación...

poema

NADIE COMO YO TE AMÓ...

Esperé la noche oscura
para subir la colina,
cuando la luna declina;
cuando la penumbra es pura,
donde el silencio apresura
a mi solitario andar,
allí entre sombras buscar
quise a mi verso perdido
y sólo escuché el sonido
de mi pecho al implorar.

¿En qué momento quedó
olvidada nuestra alianza
y se perdió la confianza;
dime que cosa pasó?
mi verso me acompañó
cuando apenas florecía
mi juventud; siempre guía
fuiste verso en mi sentir..
y hoy veo que tu latir
sigue una senda vacía.

Grito a la noche callada,
al río que quejumbroso
sigue mi canto lloroso
debajo de la cascada;
anduve sola, cansada
hasta que el sol me golpeó
y mi verso se acercó
con un abrazo profundo:
-te juro que en este mundo
nadie como yo te amó-

Volví a la vida lo sé
porque regresó el amor;
es mi verso y su calor,
es el fruto que sembré,
que cultivé, que cuidé,
que retomó su camino;
es mi verso que es mi sino,
mi alegría de vivir,
mi corazón al latir...
la línea de mi destino.

poema

Gracias a dios me salvé

Gracias a Dios,
que me guía cada instante,
esto es emocionante,
en mi primera revisión
me salió todo muy bien,
desde hoy, procuraré,
iré siempre a la iglesia,
rezaré con mi nobleza
nuestro padre celestial
jesús de nazaret.
De mí, se fue lo malo
a mi cuerpo dejó sano
siento que voy a enloquecer...
Felicidad hoy siento
de dejar este tormento,
que nunca vuelva aparecer.
Y le pido con todo mi ser, que nos deje en paz a todo el mundo,
porque la vida es un segundo
y queremos envejecer.

Dedicado a todas las personas que por desgracia hayan sufrido esta terrible enfermedad como es el cáncer.

Autor Viky Expósito...
11/9/2019

poema

Estos ojos no llorarán más por ti

No te hagas la interesante,
que el único príncipe que te comiste
fue el de unas conocidas galletas tristes
con cacao en tu época de estudiante.

Cansado estoy ya de tu mala fama,
de tus mentiras sin pies ni cabeza,
de abrirte paso entre la maleza
con el corazón prendido en llamas.

Me salto el capítulo donde hay que sufrir
y pongo rumbo a donde me lleven las olas,
apaga al salir y dejame a solas,
que estos ojos no llorarán más por ti.

poema

COSIDA MI BOCA

Cosida mi boca

por manos ajenas a mi voluntad,

¿Quieren callar mi voz

con sus agujas puntiagudas y sus hilos dolorosos?

Mi voz es voz libre

no reside en la boca,

es voz que sale del alma,

libre como los pájaros

y los vientos.

¿Coser esta voz?

Para cocerla necesitarían hilos de acero,

verdades que opaquen mis verdades,

cirios de luz

más brillantes que la mía.

¡Sáquenme estos hilos!

y si quieren déjenlos,

la verdad brilla

a pesar de las bocas calladas.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

poema

La mujer deseada

LA MUJER DESEADA

Soy la mujer del lugar preciso;
quizá, me reconocéis como incógnita,
a un paso de la mirada
entre escritos y paisajes, como puertas.

Atesoro silencios
sobre calles húmedas colmadas de lluvia,
que toman por asalto la espuma de los días
tras el silbido leve, que antecede
a octubre y su conteo de lunas.

Robando voy a vuestra boca
un beso lavado de tiempo y cosecha,
que se mezcla y reinventa con la presencia a lo lejos;
descifrando estrofas, dónde se escriba al pie mi prosa.

Habito en vos; espacio de soles,
dentro del misterio que llevando desdibuja
la interrogante del lazo verde,
custodiado en torno a mis fanales.

Desnuda de representaciones,
que alejándome van de vos y del contacto
en la hora incierta, deseada;
y que obligan a ser barro
sobre un jardín desordenado arropada de letras.

Aprendiz de la espera y su traza;
os voy llamando…
apoyado el brazo sobre la mesa del café;
entre fragancias de palabras jazmín,
rociadas sobre la tenue brisa.

Un eterno manantial a la custodia;
con un propósito libre, claro,
cercano al sabor de uvas.

Girando en torno al mundo de quimeras despiertas,
creciendo en el espacio blanco de ramas
que se balancean y remontan a la escritura.

Soy la mujer del lugar preciso;
que prueba a llamaros, descifrando mis signos.
*

Fondo musical: Alexander Desplat- The Danish Girl

Septiembre 11, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados

poema

Distante

Cuando todos se hayan ido,
pregonando la mañana,
y entre voces los caminos,
de dispersen por las ramas.

Yo vendré por el arado,
enredado en la distancia,
con historias en mis manos,
y un oasis de esperanza.

Que mi tiempo se transforma,
en el oro como en plata,
en la noche que no duerme,
y en el día que no acaba.

poema

En las cuerdas de mi voz

Huye camino de mi
ciega mis ojos ay sol
no me permitas oír
oh madrecita su voz
Porque si vuelvo a sentir...
se me saldrá el corazón,
ya no soy dueña de mi
con un quebranto en la voz
cuando le veo venir
En un quejio.... Ay amor!

poema

Déjame

Déjame guardarte
como la joya más preciada,
guardarte celosamente porque sé,
que los años son inciertos y escasos;
guardarte cuidadosamente
porque quizá mañana
no abriré más los ojos.
Déjame guardarte
como el suspiro de un corazón
que todavía anhela enamorarse,
pero sabe que se va perdiendo
en la grisácea y espesa neblina.
Permite te resguarde en la esperanza de otra vida
porque en esta,
ya tu mirada la miré tardía.
Déjame te abrazo
como al último suspiro
que se le escapa al pecho,
y llega a ti esperando tú percibas su intensidad,
su vehemencia.
Quiero subir contigo en último tren de mi existencia
y recorrer a tu lado cada paisaje,
el mar, cada montaña;
que penetren mi memoria,
aspirar la brisa del mar,
quiero contar contigo ovejas en las nubes;
probar a que sabe la lluvia que entre por los cristales.
Déjame abrazarme a ti en el último intento de una mente lúcida que todavía se atreve
a crear utopías.
Déjame, hombre peregrino,
detener tu paso, arroparte en mi
sentir y seguir soñando
que esto que te pido
no quede en estas letras regado,
sino que al verlas entiendas que van a ti dirigidas.