Portada

Poemas mejor votados desde Octubre 06

poema

LO FERTIL

Cuando se vive bajo la sombra de quimeras
La ficción dibuja los falsos escenarios
Que alimentan la pólvora cañonera
Que derrumba al imposible imaginario

Mas cuando se engendra la idea certera
Que busca escalar algún peldaño
Llama a la voluntad su compañera
Siguiendo el mismo rumbo como rebaño

Florecen los sueños como la primavera
Cuando son cultivados en el espíritu fecundo
Cuyo ímpetu y esmero genera
La metamorfosis de su propio mundo

Autor ( Osler Detourniel )
6/10/2020
DERECHOS RESERVADOS

poema

En la ciudad

Soy nueva en la ciudad
¿Puedes imaginarlo?
yo, la criticada por la desnuda gramática,
de versos duros con aquellos hiatos separados y amados,
rimas que chocan contra las ardientes
rocas de sus deseos,
¡YO! la superestrella,
con qué gracia camino sobre el aire
lleno de piras que se les ve arder,
abandonadas entre las llamaradas incandescentes,
placer de tu autoridad,
que sentado en su rojo sillón
ni Nerón imagino la destrucción.

Soy nueva en la ciudad,
!Ya lo sabes¡
vivir es sueño y soñar es vivir,
todo varía pues el cielo estornuda,
la mar enfurecida despierta
castigando al buen pescador,
la flor se agosta
y huye el aire presto,
no te descuides niño, la efigie de Platón,
busca imposibles en tus sueños,
el “Gobierno del Pueblo”
siempre será perfecto
en este festín de democracia,
ahogada por respuestas no tan francas,
tu visión aumenta y los sultanes callan,
acaso temen un naufragio
de sus himnos sacros y falaces verdades,
¿y será porque el pueblo jamás reposa?
¿o lacios viven en un acerbo llanto?

Con dolor tú tendrás tu propia estatua sin encanto.

poema

Quiero la paz

Reclamo la paz en el mundo
a oídos sordos.
Quién puede no hace nada
y quién no puede
se agota en lágrimas.
No me acobardo
y vuelvo a gritar más alto,
más firme y más concienciada.

Quiero la paz en el mundo,
en la tierra de humanos desafortunados,
en países donde el pobre es masacrado,
abandonado y olvidado.
Luchemos por los derechos confiscados,
por la libertad coartada,
por las guerras de clases provocadas.
Ignorancia de unos,
majadería de otros.
Y continúo mi grito agónico
hasta el fin de mis días.

Quiero la paz en el mundo,
la abundancia, la sinceridad,
la honradez, fuera desidia,
el respeto de unos a otros
y de otros a unos sin condición,
con justicia, con amor.

Quimera, una ilusión.

Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
Derechos de autor reservados.
21/10/2020 España.

poema

TU MIRADA

Quiero vestir tu figura
con cada verso de amor
y encontrar el resplandor
que dibuje tu estatura,
quiero hallar la rima pura
que describa la profunda
mirada que me derrumba
cuando en suave deambular,
se desliza sin pensar
aclarando la penumbra.

Porque tu mirada encierra
el despertar de la aurora,
la belleza que atesora
olor y sabor a tierra,
verde intenso que se aferra
en mostrar su poderío,
generoso desafío
en bello canto de amor,
verde mirar, seductor;
su misterio es todo mío.

poema

Egolatría

Y estaba ahí,
Mí corazón cuál caballo al galope
Vislumbro mi alrededor
Dado al goce;
Sin miedo a la espera
Mientras él tiempo transcurre
Mí alma vuela
Y mí voz retumbe;
Entera e integra,
Bailando sobre las cenizas,
Del reflejo que queda.
Sagaz, vivaracha, con una sonrisa a tope,
Las personas dirán, que no hay nada que me toque.
Sin embargo mis entrañas no juzgarán al que hable.
Y es que si recuerdan,
Tal vez por fuera sea de hierro
Pero mi intención siempre es noble.

poema

Decimas para mi madre ausente

!Oh, mi dulce madre mía!
En mis recuerdos te llevo
Volverte a ver es mi anhelo
Y me lleno de alegría
Cuando pienso en ese día
En que te veré de nuevo

Yo vivo implorando al cielo
Que me pueda yo salvar
Para poderte encontrar
y abrazarte con esmero

Todo será hecho de nuevo
Y bajo el reino de Dios
Habrá una resurrección
de todos los que se fueron

Allí será que yo espero
Poder allarte algún día
Se llenaran de alegría
Mis ojos al contemplarte
Cuando pueda yo abrazarte
Te besaré madre mía

poema

DEMASIADO TARDE

Somos tan jóvenes
Fuimos tan viejos
La virginidad no se atesora
Demasiado tarde.

poema

QUÉ HABLEN LAS LÁPIDAS (poema al horror de las guerras)

Que hablen las lápidas,

que suelten todo su veneno,

que cuenten al mundo su verdad.

Qué griten sus ánimas muertas

todo el putrefacto horror de las insanas guerras;

el llanto solitario de un niño en su desierto tejado.

Qué sus lenguajes de ultratumba sean traducidos

al lenguaje de la piel humana

Que no guarden en sus arcanas memorias

esos pajarillos desangrados ocultos,

sin alimento, sin luz, sin aire.

Esas madres cucharas desvalidas

sin ollas en qué comer,

con mil brazos de ternura descuartizados.

¡Que hablen,

el polvo y la arena que también vieron lo ocurrido!

Que no tapen su voz con la botella del escándalo o el corcho del miedo.

Soldados

amortajando

ciudades con metrallas.

Misiles en polvaredas homicidas.

¿El nombre

hombre

vale algo en esta tierra?

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados