Portada

Poemas mejor votados desde Noviembre 15

poema

SEGUIRÉ

Te seguiré queriendo; así lejano,
así como a un planeta inalcanzable,
así sin que me nombres; sin que hable
mi corazón prendido de mi mano.

Ahí estás aunque quiera no nombrarte;
qué hacer cuando el amor domina, ordena;
ese amor que se goza con la angustia, con la pena
y se niega de un golpe a desterrarte.

Es ese amor que mata, que enloquece;
no le importa quién le diga...¡No te quiere!
si se estruja, si se rompe, si se hiere;
ese amor de forma rara...ama y crece.

Que imposible sentimiento ¿Qué tan loco?
que se entrega, que se arrastra, que perdona,
que se ríe, que se angustia y se apasiona;
que te odia y te traiciona poco a poco.

poema

Una lágrima

Si una lágrima empaña tus ojos
por la tristeza de un inquieto amor,
no dejes que te envuelva de penas,
no temas si te llega dolor.
Si ves que la noche te ciega
y no encuentras valor,
que el viento se lleve mi alma
y el cielo mi corazón.

poema

Infiel

Has tenido en tu vida mil amores
Has tocado con los dedos corazones
has bailado, en la cuerda de lo efímero
arriesgando en la caída lo real
Los placeres los pusieron para ti ...
ser un rey no te importaba la corona
en tu séquito, princesas se amontonan
esperando una señal que las elija,
o perdiendo en el suspiro dignidad
Y ahora dices que el amor llamo a tu puerta
Que estás solo y sólo quieres descansar
No le fuiste nunca fiel a una mujer
muy seguro, que tuviste de tu mano
la perfecta compañera y la perdiste
Quien te compra la verdad que ahora predicas...
Vas vestido de pirita envuelto embuste

poema

Entre Sol y Luna

Veo a la luna
mustia, cabizbaja.
En días,
pausadamente
desaparece
hasta disiparse
en la nada.
Pero luego
se mueve
una pequeña pestaña
y su exquisita
curva almendrada
asoma una tierna luz
cual rendija
de esperanza.
Lentamente,
ilumina
su esférical rostro...,
y busca su amante
el astro rey,
que al igual la busca,
la espera,
hasta ser
un total eclipse.

poema

Frágil

No es que seas observador
Es que yo soy transparente
Donde tu ponías palabras yo postre mi corazón
No es que mientas cuando hablas...
Ni que no pidas perdón
Es que en tu sentir de adentro no permites intrusión
No sabes bregar lo siento con esta cabeza mia
que en lugar de razonar, se enreda en los sentimientos,
que ni siquiera callando puede ocultar en sus ojos
la verdad que está viviendo
No es un reproche mi amigo
Es que te puse en las manos el cristal de mi cariño que frágil,
se mece niño, no me lo dejes caer
Que si se llega a romper habrá pedazos clavados
en los rincones ocultos de esta inocencia,
que está ... por completo a tu merced

poema

Ausencias

Ausencias

Las palabras, las frases
de la mano andan,
tratando de ser
fieles
con lo que siento.
En la madrugada
cuando más solo parezco
se desesperan por salir
por traducirse y volcarse
en mi pantalla..
A veces son tantas que
la mayoría olvido,
a veces careciendo
de lógico sentido,
una red quisiera tener,
retenerlas todas
a mi abrigo.

Mis dedos,
también tratan,
de hacer lo suyo
bailan sobre el teclado,
guardan ideas en oraciones,
mientras mi vista
despistada,
se pierde en otro lado.
Mis oídos,
cuando la música
aparece,
como un misterio
que crece,
del escenario
se fugan,
se desvanecen.

Siento a veces
como si estuviese encerrado
un nudo en la garganta
aparece
y apenas respirar puedo,
mis pulmones
de aire carecen.
Expresarme es un vano intento,
un grito ahogado
solo presiento,
todo se reduce
a un vano intento,
pues sin ti,
todo se lo lleva el viento.

Entonces es cuando pienso
en tu cálida voz,
que ahora no tengo,
en tus manos que
amorosas
acariciaban las mías,
deteniendo el temblor
de mi agonía,
en tus besos
que mis impulsos
calmaban,
en tus palabras, tu aliento,
en tu infinita paciencia
que no merezco.

Y tus lágrimas
que te esforzabas
en esconder,
aparentando fortaleza
pero que inevitablemente
tus bellos ojos
en un mar ahogaban
irremediablemente
haciendo de mi,
el hombre más
triste e irreverente
o al menos, inconsciente,
que jamás viste.

Tu calor, tu esencia
ahora mismo
como al agua
necesito
y tu fuerza,
tu valor
esos que antaño
aniquilaban mis silencios
y sobre todo
mis engaños,
instalando la paz
en mi turbulenta
retorcida mente,
desesperadamente
necesito.

Cierro mis ojos y te sueño
te oigo y te siento
mientras mis dedos
te siguen escribiendo,
mi corazón
te sigue pensando,
mi cuerpo , maltrecho,
extrañando.

poema

Glosa D` La Guitarra.

Dama de refinada figura
y curvilíneo contorno
Solo anhela estar a tono
para gemir sin cordura.

Su cautivadora belleza
irradia una imagen sonora,
deslumbrante que enamora
con su chispa y su templanza,
tiene un aura que amenaza
que la convierte en tortura
y con su estampa asegura,
la necesidad apremiante,
de tocar a esa exuberante
DAMA DE REFINADA FIGURA…

Detallar tamaña lindura,
notar su delgado cuello
mezclado con su cabello,
complementan su finura;
expresan con tesitura,
tallados como en un torno
el vocablo con su adorno,
para recitar sin atadura,
de su cuerpo, la hermosura
Y CURVILÍNEO CONTORNO…

Insaciable de compañía
rendida en un par de brazos
y relajada en un regazo,
domada en total armonía
para mejorar su día,
el ambiente, el entorno,
lo convierte en su trono,
para gozar su flirteo
y desenfrenar su deseo,
SOLO ANHELA ESTAR A TONO…

Las caricias entran en juego,
su cuerpo empieza a vibrar,
manos y dedos la han de excitar
avivando con arte el fuego,
sus tonos claman en ruego,
de no parar la aventura
saturada de locura,
y cuando su éxtasis brota
elige su mejor nota
PARA GEMIR SIN CORDURA…

Jacho Noviembre 2021

poema

Locura

Existes, te siento.
Te veo, me sientes.
Te escucho,
no mientes.

Me hablas y me cuentas
un mundo de verdad,
lleno de sonrisas,
pero también de calamidad.

Despacio, te pido
que solo soy una.
El mundo va rápido
y no hay mente alguna
que no busque espacio
para resolver lagunas.

Correr no puedo,
pero mi corazón acelera
y respirar ya es complejo
con tantas barreras
y emociones adentro.

Tanta verdad
me mantiene despierta.
Tanto qué procesar
y yo inmóvil, incapaz de caminar.

Interpreto una realidad
que ignorar no puedo.
La transpiro como novedad;
dormir, prefiero
y en mi mente,
me encierro.
¡Estoy demente!
Fluir no puedo
en un mundo inestable
que cimienta resistencia
a cambios remediables.

No asombra más un hecho
ni con tatuajes en el pecho.
Se necesita más que una gota
para llenar un vaso
alimentado del vacío
experimentado en la existencia.

El mundo es loco.
Y si me adapto, ¿estoy loco?
Y si me aparto, ¿estoy loco?

La realidad crea la locura
y la locura crea su realidad,
por ser incapaz de procesar
un mundo de calamidad.
¿Y yo? Sin camino y sin paz.