Los mejores poemas

Poemas publicados con mejor votación...

poema

Invisible

--------------------
Invisible
--------------------

Sufro, imagino y en soledad fundo
la postrera ilusión, solo un consuelo
donde perece el oscuro socavón profundo
de este calvario, no soy invisible en mi desvelo.

Primogénita de la falda de tu lomaje,
yace en mi piel la herida coagulada
expuesta al viento y a tu linaje,
el corte libera la roja angustia mutilada.

El espejo desata el rubor de mi cuerpo,
entre miserias se burlan los fugitivos gramos,
y sobre el tifón del lago el alimento zarpó,
en sacro rito el gramo en ánforas se derramó.

El santuario de mi alabastra y tenue imagen
atraviesa el bosque de ojos de las ninfas,
el rojo cabello acude a iluminar mi existencia virgen,
más soy el verso invisible del panal de abejas.

Cometo un error, olvido el fármaco desnudo
en tu cuarto limpio, tu solemne estatua rutila,
el umbral de tus sueños y anhelos sobre mi feudo,
soy invisible a tu escultor que tierna fé copila.

El intelectual gentil de blanca investidura
alza la copa con sílabas sonantes,
soy visible, la rima de anillos de cadenas puras,
nace la voz angustiosa de dolor donante
y vuela el raudal limpio de una edad pasada,
me siento viva, surge el trazo escrito débilmente,
más el reloj desgasta su afán en ilusión cegada,
finaliza el pórtico, soy rima invisible en consonante.

Rojo clamor, infierno silencioso de sangre joven,
mi libro de alma sencilla y noble, de aspecto amable
espera la llama de tu vela sobre el verso, sin el bendito amen,
la pupila se apaga, muere el resplandor de luna y aún soy invisible.

Gracias a Todos
Mac

poema

Ojos de mono

Tengo los ojos como un mono
de llorar
ya esta...
llore en el lugar menos pensado
llore con la gente menos pensada
llore pensando
pensando en mi mama y mi papa
pensando en otros, pensando en mi

Todo empezó cuando abrió el sobre
sil... los resultados no salieron bien
¿que?
tenes cancer
La doctora seguia dando indicaciones
seguía hablando
pero yo veía estrellas que explotaban en mi cara
y no veía, no escuchaba nada
estaba cegada sorda
Solo veía gesticular su boca

Después salí de ahí rápido
y me senté en una plazoleta dentro del hospital
con los papeles en la mano
y el resultado que veía claramente
me petrifique como por media hora

luego encendí el celular
y me puse a leer poematrix
luego las estrellas volvieron
y no pensé nada,solo mis pies me llevaron
directo a la sala de quimioterapia
El cartel decía " no pasar"
pues yo pase
pues pase y vi una mujer sentada en un sillon
con un montón de cosas en su brazo
estaba recostada con los audifonos
cuando la enfermera me vio,me saco de ahi

Luego camine y camine llegue a calle corrientes
y vi la vida...sentí la vida...
de los pasos agitados
la gente consumiendo,la gente trabajando respirando.
Quizás ofuscados con sus trabajos
y yo solo estrellas de metal que pegaban
y pegaban en la cara
Después de un rato me senté a tomar un café
y observe de vuelta la vida
y la vi plena en los ojos de una niñita
jugando con su papa como yo lo hacia con el mio
sin problemas
con estrellas doradas y de colores
ahora son estrellas de metal

Lo difícil va a ser mañana, reunir a la familia
no quiero que sufra nadie
mis amigos,uno de ellos me cruzo en la calle
y como me conoce detecto algo
pero no le dije nada solo le hice un chiste
y lo abrace
Ahora no puedo dormir,ahora las estrellas se ven claramente son las que me dicen que vendrá una guerra
que me prepare
Creo que quizá me toco a mi porque soy fuerte
y no le toco a otra persona por mas débil
quizá solo... quizá ganare...
pero si el mal viene por mi
estaré preparada
porque estoy armada
porque soy chiquita para morir
aunque hoy crecí bastante
Hoy tengo los ojos de mono
pero seguiré amando la vida porque es linda
y seguiré... quizás en alguna u otra poesía
que hoy no es
Porque tengo la mente en blanco
y ojos hinchados...

poema

A MI PLUMA.

Dejaré que mi pluma; en febril cacería,
Como loba furiosa; hiera el blanco papel;
Dejaré que la tinta se derrame a granel;
Dejaré que angustiosa, quiera hallar la poesía.

Altanera y sedienta se muestra...Inocente;
Ya sin fuerzas, con rabia...Maldiciendo su sino,
Y el papel como faro; mostrando el camino,
Y la tinta estancada en la pluma; impaciente.

No es así; nada vale la furia y valor,
Ser pausada, sencilla...Tu alma llenar,
Sólo así pluma ilusa podrás tu lograr,
Que tu tinta en sus letras te hable de Amor.

poema

Maldito Cigarro

Son las pequeñas cosas
Las espinas en las rosas
Como se mueve tu boca
Cuando cantas
Cuando ríes
Cuando tocas

Son las cositas en algunos rincones
Que si no miras bien son casi invisibles
Veo secretos entre lo que dices
En voz alta
En voz baja
Y en lo que escribes

La percusión que sacas de todas partes
Incluyendo tus manos sobre mi piel
Cuando te emocionas demasiado
Hablando de tu Diosa, explicando el por qué
Entonces callas y solo escucho
este 4'33''

No diría que es suficiente
Pero no podría pedirte más
No porque no quiera
Sino porque me gusta este lugar
Y no jugaría a perder
No quiero que para ti esté demás

Y ya esto aquí es demasiado
¿No es cierto?
¿Pero acaso me puedes juzgar?
¿Qué armas tengo yo en contra de tu voz?
En contra de tus canciones y poesía
En contra de tu locura y tu libertad

Tu cabeza sobre mi pecho
Tus manos tocando mis pies
Y tal vez no tiene sentido
Pero yo tampoco encuentro razón
De porque este maldito cigarro
Contigo sabe mejor

poema

Tiempo al Agua

Tiempo al agua que corre
Que fluye y fluye y se va
Y de todas las cosas que flotan a la deriva
Algunas dejan de respirar

Tiempo al agua que no llega
Que se estanca en un mismo lugar
Que se pudre y todo lo mata
Y nada parece prosperar

Tiempo al agua que hierve
Que cocina almas sin parar
Que te quema los ojos y la piel
Pero incinera cada pequeño mal

Tiempo al agua que lava
cada grieta y cada herida sin cerrar
Tiempo al tiempo que pasa
para que aprendas como volver a amar

poema

Soy todo

Soy hija de rey,
y de cieno o lodo me levanto.
Raíces en subsuelos aunque fuertes
no me atrapan, ni me tragan.
Yo soy hija de luz,
criatura del agua cristalina
de los ríos.
Soy hermana de las aves
y mis alas despliego,
entre letras y versos por caminos.
Soy brazos amorosos
del viento y de la brisa.
Beso picos de montañas
y me bebo agua fresca
del agua que desliza.
Soy pariente del rocío
que en jardines en alborada
cómo bao de dulce madre baña.
Y reparte a manos llenas sus tiernas
caricias a rosales,
girasoles o altamisas.
Soy gota de agua clara
y riego con estrofas
¡el alma sedienta del que clama
del que busca!
Soy agua indómita de mar embravecido
y soy su calma que en suavidad
da delicias.
Mis píes desnudos
en la arena dejan huella,
que me llevan a lo todo y a la nada.
¡Soy todo, y mi todo se eleva
en alas blancas!

Si me dejas regalarte esto Silvia?

poema

ENTRE TUGURIO Y LISONJA... (Con collage mixto)

ENTRE TUGURIO Y LISONJA

Ni en ceniza, el polvo, sus sueños convierte.
Donde el fuego sangriento agua cultiva,
heredando arena a los primeros heridos,
que corre y corre, imprimen pardos,
al humo, del pobre plato, crudo,
abrumado, sojuzgado, almidonado,
entre los gritos desempleados y pulidos.

¡Sí, sí!... Ahí, el silencio destruye.
Y extingue a las tímidas balanzas.
Y deshace a las mugres muescas.
Y sepulta al esplendor estrangulado.
Y desconoce al sencillo subterráneo.
¡Sí, sí!. Ya ni el viento duda dulce.
Ni siquiera, el agua oculta la humedad.

Solo el ruego al fuego anuda,
el corazón eunuco más fragante,
que pide caudaloso un blando suelo,
al sueño en flor que se deshoja,
contemplando en el desierto al cisne,
que vibra moribundo en secos ecos.
¡Donde sólo, sólo, el tiempo cuelga!.

¡Sí, sí!... El fondo funde plata núbil,
y los péndulos confunden los cristales,
encendiendo lágrimas que laten,
que arrancan al vapor las golondrinas,
y dejan al cielo sembrando tardes…
Ya al sol desgajan su mandarina,
en la noche arrepentida del suspiro.

¡Míralo, míralo!... Acarreando arena al surco,
en la mina del atún, color de hormiga clara.
Porque al trigo tiñe y truena tarde. Muy tarde.
Por el crepúsculo, cortando lunas quietas,
con aquélla incertidumbre rebosante,
y la nieve asesinada sin su ropa,
con los pétalos de acero en cada dedo.

*********************

Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 11.10.2017.

poema

Lorelei

¿Quién es tu enemigo? los deseos tocaron la punta de la desesperación
Sin poder terminar el turno de la nostalgia, me inyectas recuerdos

Incluso en esta noche que la luna brilla con su máximo resplandor
¿Por que con esa poderosa luz no puede llegar a iluminar tu rostro?

Desesperadamente tomo vuelo tratando de amar
No me importa qué tipo de oscuridad me espere, ¡yo lo cruzare!
Mi amor es tan puro e invencible como el amor de un padre
En estos sentimientos se entrecruzan ideales e ilusiones
Pero parece que con solo abrazarte
Con solo amarte no es suficiente

¿Quién es el que está atado? todavía crecen las anomalías de esta duda
Soy incapaz de escuchar tus latidos, es como si no te hubiera alcanzado

¿Detrás de estas palabras que están bien calculadas hay mentiras?
Ya no me importa tener que abrir esta puerta que fue prohibida

La frustración tomo la corriente de mi amor
No importa qué tipo de fuego me queme, ¡yo lo atravesare!
Mi amor es pasional y salvaje como el amor de una madre
Soy incapaz de detener el éxtasis que produce esta ilusión
Pero parece que con solo abrazarte
Con solo amarte no es suficiente

¿A quién quiero salvar? el corazón dicto la victoria al cielo
Pero no entiendo porque este reino que logre construir sigue vacio...

Desesperadamente tomo vuelo tratando de amar
No me importa qué tipo de oscuridad me espere, ¡yo lo cruzare!
Mi amor es tan puro e invencible como el amor de un padre
Ya no puedo diferencias lo blanco y lo negro, la ilusión y el anhelo
Expongo este corazón, rómpelo o abrázalo ya no me importa
Y así caigo en la redes de esas hermosas manos

Dímelo señor mentira
¿Quién es mi enemigo?
¿Quién es el que está atado?
¿A quién quiero salvar?
¿A quién estoy amando?

Nota: Por el titulo me refiero a la sirena Lorelei, de la mitología germánica, que se colocaba en un risco y con su canto seducía a los navegantes y los mataba.