Los mejores poemas

Poemas publicados con mejor votación...

poema

Se busca novio....

Tuve un novio que se llamaba Fernando
Y nos peleamos en su coche y abrió la puerta
y me tuve que volver andando!
Tuve un novio que se llamaba Paco
Que le tenía alergia al desodorante
Y por eso siempre le olía el sobaco!
Tuve un novio que se llamaba Federico
Y nos echaban del cine porque no cerraba el pico!
Tuve un novio que se llamaba Andrés
Y el muy despistao se ponía la camisa del revés!
Tuve otro que se llamaba Matías
Y no paraba de decirme porquerías!
Y su primo el Fermín
sin importarle dos huevos se hurgaba la nariz!
Luego estaba Rosendo el cangoso
que cuando me veía se tiraba tres horas pa decir:
“madre del amor hermoso”!
Y también tuve una novia que se llamaba Teresa
Y siempre que comíamos ponía el vibrador en la mesa!
Y otra muy graciosa, que se llamaba Rosa
Y su marido nos pilló metiéndonos mano en la despensa!
Y aquélla con el culo más grande que el mío
Que cuando corría parecía un tío vivo!!!
Y tuve tantos y tantas que ya he perdido la cuenta
Como verán ustedes de amores no ando corta
Si alguien se quiere apuntar aquí le dejo
Mi teléfono y que tome nota!

poema

YO, POETA

Yo, poeta
paloma, avión, volcán , cometa;
explosión de sueños de estrellas.
Rosas de entrega,
vestidos multicolores
canastos llenos de flores.

Yo, poeta,
novia del viento
hada del tiempo,
cordillera elevada,
lágrimas en sentimientos.
Orquídea exótica perfumada.

Yo, poeta,
pestaña enamorada.
Azucena ansiosa de balanzas de justicia.
Arañando los ojos
al tiempo tirano.
Almorzando sueños
en mi desván desvelado.
Delirando por banderas de paz levantadas.

Mitigando clavos de dolores
con mis letras algodones,
buscando la eureka de la felicidad
por todas partes.
Viviendo sueños desiertos,
solitarios;
sueños propios y ajenos.
Acariciando cielos tan altos.
Tocándolos con mi pluma
diestra.

Yo, poeta,
la de las mariposas y rosas en el pelo,
la de las ocurrencias infantiles,
la sencilla flor de campo:
hablando en idiomas desconocidos
persiguiendo muchas quimeras reales.
Y siempre nadando,
inevitablemente,
en olas creativas que no duermen.

Yo con mi pluma,
he visitado muchos planetas.
Disfruté muchas épocas;
descubrí los ojos del verdadero amor.
Me desposé
con el Dios blanco de la poesía

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados-Prohibida su copia total o parcial

poema

Allí fui feliz

Aquel día, antes de llegar a las puertas del cielo,

una dulce voz, un ángel, me llevaba de la mano,

mientras juntos caminabamos el me hablaba, no pude nunca, ver su cara.

Instantes revivieron, de mi pasado, cuando aún era querubín.

mientras avanzaba, allí me vi, en la orilla de aquel río, junto a helechos, bambues y muchas piedras,

allí...en donde las horas, en ese tiempo, jugando me pasaba.

El me preguntaba con tanto amor, sublime amor ¿Recuerdas este lugar?

Entre tanto, mis ojos de lágrimas se llenaban,

yo le respondí,
sí,
este es el lugar del que tengo en mis recuerdos, el más feliz; es aquí, donde horas me pasé debajo de esa cascada, ahí sentada, sintiendo el fresco aire, escuchando de la corriente su incesante caída, contemplando las burbujas, espuma en el agua, el arcoiris que producían los rayos del sol en su vapor, hermosos colores se reflejaban, tanto en el aire como en mi alma.

Recordé, que allí fui felíz.
Entre tanto, mis pasos iban en pos...camino al cielo, pues pienso que andaba en su recogida, pero...algo pasó, quizá Dios tuvo misericordia de mí,

tuve otra oportunidad y a la tierra regresé.

Con mi almohada, de lágrimas mojada y mis pies muy cansados, así, después de muchas horas en el dolor dormida, en un momento me despertaba, nuevamente vida contemplaba.

Desde entonces, acostumbro a escapar por instantes de la realidad, viajar en el tiempo a aquel lugar y debajo de la cascada, allí, sentarme a jugar.

#Allí fui felíz

poema

Obsesivos Anónimos

Escribo esta carta porque ya estoy harta!
Tengo unos tics que no me dejan ni vivir!
Si es que antes de salir de casa
Tengo que registrar el horno, las puertas y ventanas
Unas veinticinco veces antes de poderme ir!
A veces se me cruzan los cables y pienso cosas raras!
Y tengo que ponerme a cumplir con el ritual:
tres saltitos para adelante y tres para atrás
Contar hasta veinte, media vuelta y lista ya!
Me dicen que no es tan grave,
Que algo de artístico tiene,
Y es que si me ves de cerca
Parezco una cabra con dolor de muela!
Si es que ni a Ricky Martin le hubiera quedado igual
Que se me lleve de gira y lo enseño a bailar!
Ustedes se estarán riyendo… no pasa nada
Pero ahora me toca ingresar en terapia
Dicen que soy Obsesiva Compulsiva!
…..No me digas!
Me ponen en un círculo de gente
Y tengo que explicarle el problema
Y hay un tipo tan nervioso
Que parece Bill Clinton bailando la Macarena…
Cuál es mi problema, me preguntan…
Y con esas miradas, me da a que me insultan!
No me puedo sentar en la silla porque miedo me da
De pillar uno de esos virus tropical
Que hay un rastafari que huele muy mal
Y otro con pantalones de campana
Que parece sacaco de una peli de Tarantino
Yo no toco nada, que luego me toca el ritual
Y con tanto loco a ver donde puedo dar los saltitos!
Alguno de ustedes, ha estado alguna vez en terapia?
El terapeuta está más sordo que una tapia,
y encima cuando habla le da el hipo…!

poema

A la entrada

Dicta, dicta latido hacia las pupilas,
hasta el temblor que despierta la alborada.

En esta mañana que los ramos
se abren floreciendo hospitalarios,
en su ternura labrada.

La balada elíptica
que corona al labio terciopelo,
musita el gesto de un poeta
a la entrada de los versos.

Y el ritmo se cuela urente,
interno a la caja de resonancia
en tanto, el día es un corazón ansioso
melódico a raudales.

El trigo de oro rompe en la ventana
y suena el himno añil
cubriendo en firmamento.

¡Oh amor, que besa libre!
sobre el cauce del arroyo cristalino
y en el brote perla de cada palabra.

Extendida entregarse a los vientos
y a la ambrosía de un sahumerio;
cuando adopta en cada pulso
el espíritu angular de dos miradas.

Desde lejos… reinventarle breve,
en el aire que derrama fresco su fragancia
y que ordena celebrar el encuentro
que me condujo al misterio, anidada.

Celebra el espíritu y se extiende en el valle
inspirado en vuestro canto lira,
donde los sonetos esconden
la morada del reposo.

Barricas de uvas,
unción de himnos odas
y un suspiro atesorado en el cajón;
cubren el entorno.
*

Fondo musical: Jason Carter- Miracles of coincidence

Febrero 22, 2018
© 2018 Gabriela Ponce de León, La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

poema

Evangelina

Sensación que permanece llanto limpio
que estremece...
Evangelina nació tres kilos y cuarto peso...

Bendición tan chiquitita
y ese olor a bebe suave y fresco por doquier...

Sintiéndola en mis brazos
tu alma es la brisa del amanecer...

No hay etimología que explique
el dolor a ser parida...
No hay nada que se parezca a tus llantos y tu vida.
Como veinte esperando entre rezos y codazos
y vimos por fin tu cara
tu fuerza y tu belleza...

tu madre quedo rendida como valiente guerrera
tus ojos son frases todas
de ésta tía en el futuro...
tus manitos me apretaron en dedo gordo en saludo.

Evangelina fisionomía
los rasgos de tu papá que ahí llora
su primera hija bella
te besa,te besa, y besa...

Me tomé todo el café de la clínica
tal vez
y rece y rece y rece
para que todo salga bien...

y ahí estas prendida a la teta de tu mamá
sabiendo que ésta es tu tía y pronto
me vendrás a visitar...

Te amamos con toda el alma
¡gracias por elegirnos!
y sentir que viniste desde el cielo
a conocernos a todos
una familia de locos...

Que siempre te mimarán
y te enseñaremos que el sol
siempre es la libertad...
y que la luna aparece siempre para soñar...

poema

Que no me caso...!!!!

Que no me caso.. que no que no
que tiro el anillo por la ventana
que llamo a todos los invitados
y me voy por ahí de jarana!
Que no me caso… ni loca!
que le digan a mi novio
que está esperando en la iglesia
que se coga los trastos
y se de media vuelta!
Que le digan al cura, que estará trinando…
Porque llevan dos horas esperando….
le va a dar un soponcio y se va a caer en redondo!
Que llamen a mi tía Paca, que me arrea con la alpargata!
Y a la santurrona de mi prima, la solterona…
que la pobre no liga ni borracha!
Y el putón verbenero de mi amiga…
La que quiso traerme unos Mariachis
Pa que cantaran en mi boda Gitana!
Dice que guate aquí hay tomate…
Uno de ellos se llama Pancho y tiene un gancho…
la muy jodida siempre está de buena racha!
Que no me caso.. que no que no…
que yo no me veo amarrá de por vida!
que tengo alma de rumbera y flamenquita
y el traje no me cabe porque me engordao!
Que yo no me caso, que mi novio es un anticuao!
Yo que me he aficionao al “kamasutra”
Y yo no lo veo a él haciendo esas posturitas!
Y el camarero del banquete me guiñó un ojito
Cuando fuimos a probar las tapitas
Dice yo tengo una… que te va gustar más que todas
Y aquí lo tengo a mi lado comiéndome enterita….

poema

Volver a Secuestrar tu Corazón

Cansado de vivir a la sombra de un recuerdo
harto de llorar por las esquinas de mi habitación
débil al pasarme todas las noches despierto
pensando en como volver a robar tu corazón.

Por mi cabeza ya pediste recompensa
estoy fichado en los archivos de tu mente
acostumbrado a vivir cuando la cuerda se tensa
avanzar hacia el futuro sin despreciar el presente.

Por eso si te agarro, ya no te suelto más
será un rapto consensuado y sin barreras
un exilio dulce al lado del más allá
en un país agradable que no conoce fronteras.

Vivirás con el síndrome de Estocolmo
enamorada eternamente de tu captor
pidiendo o sin pedir peras a todos los olmos
sorprendida por como encaja el amor con el dolor.

Atada por la inconsciencia
suspendida en el querer
llenándote de paciencia
al descifrar el placer.

Será un secuestro pactado
que tendrá un contrato previo
con un rescate acordado
que será un millón de besos.

Y si algún día me entrego
quiero cadena perpetua
y rogar que tu recuerdo
no deje de darme tregua.