Portada

Poemas mejor votados desde Junio 11

poema

VEN POETA (Décimas)

Ven Poeta y trae contigo
la décima que reclama
esa inspiración que emana
el amor y no el castigo,
ven seductor y te abrigo
en mi sencillo cantar;
ven y déjame escuchar
esa ternura que brota
cuando el alma se disloca
en un precioso versar.

Sólo el alma del Poeta
se prende a un rayo de sol,
pétalos de un Girasol
deshoja en cada cuarteta,
amor; su segura meta
fluye cual agua en la fuente,
llega el verso y su simiente
se revienta en primavera
para esa flor que lo espera
gentil, callada, paciente.

Por eso deja escuchar
Poeta tu verso puro,
enamorado, seguro
en su armonioso rimar;
ven conmigo para estar
unidos en la poesía,
llega, que la vida mía
en el silencio se pierde
y la décima la envuelve
con su magia y fantasía.

poema

La última puerta

Cascada de infeliz inmensidad
se proclama ganadora en yerma ternura.
Besos que se pierden en la lánguida tarde, que desprende un oscuro horizonte.
La piel curtida en continuo desasosiego ,
hiere en un encuentro no esperado.
Las palabras se evaden como el aliento en el aire.
Solo un adiós es puerta abierta al olvido.
E. Escribano

poema

TU HOMBRE DE HIERRO

TU HOMBRE DE HIERRO

Aquí estoy Musa mía, heme aquí después de la guerra.
Hartado del odio e infierno he vuelto solo por desearte.
Permíteme quererte con una entrega total y despiadada.
Deja que mis brazos y besos te sacien para siempre.
Sabes que por amor demasiados murieron en la contienda.
Así estamos de acuerdo que la vida sabe lo que hace.
Que mi retorno despierte dormido volcán en tu alcoba.
Un incendio sensual asombro y terror en otros provoque.
No importa si somos el sacrificio de tan descomunal entrega.
Ya sin esperanza tu sábana había extrañado que te acaricie.
Dos desesperados de besos, ¡hasta la extática gracia!
Aunque se sonroje la luna y celos rabiosos tras el cortinaje.
Y así más segura que nunca, ¡olvido de amor jamás en tu cama!
Que no te falte cada noche, en todo lugar y a cada instante.
Heme aquí otra vez, porque tu hombre de hierro ¡te ama!
----------------- . ----------------
16/06/2024
© D.R.
Música: "LA FLOR DEL AMOR"

poema

Recordari

Recuerda alma
lo inmortal en los ojos que os vieron,
el lecho de labios, y la piel
bajo el juego de luces y sombras.

Las voces perdidas
en las leyes incorruptibles,
cual si hubiesen muerto.

Recuerda espíritu
al alimento en cascada del diálogo,
asomándose un instante
a la bóveda interna.

El sentido del tacto,
izando la ceremonia insignia
en tanto os nombraba el espejo verde.

Entristece mencionar su antigua luz,
en el sonido de las construcciones
que humean extinta la ignición.

Vacías las calles angostas y esquinas,
baldías de gente sin rostro
arruinados sus templos.
θ

Junio 16, 2024
© 2024 La Dama Azul- Gabriela Ponce de León
Todos los derechos reservados.

poema

LA ALDEANA

Amanece,

la luz ilumina a la aldeana,

anochece,

la luna enternece su alma.

Mira,

mira bien,

allí la ves,

diez gatos a su alrededor,

una mariposa en su cabello,

una pluma en la mano.

El agua es arte

y el arte se escurre,

cual agua entre sus manos.

Más bien la aldeana,

no está tan loca como muchos dicen,

la aldeana posee tal pluma,

que nada la detiene a la hora de escribir.

No,

la aldeana no está tan loca,

más ella posee tal cordura,

que no todos llegan a comprender.

No debes entenderla,

no es necesario,

sólo déjala escribir,

ella así vuela y es feliz.

IARA MARÍA VILLEGAS.

poema

C'ÉTAIT SEULEMENT HIER

C'ÉTAIT SEULEMENT HIER

C'était seulement hier j'ai aimé une femme du Paradis.
Secouait mon existence et bouleversent tous mes sentiments
Des émotions de l'amour à en perdre la raison.
Les beaux souvenirs à jamais fixés dans le temps.
Aujourd’hui ma princesse est éternelle dans les poèmes d'amour.
Pour notre sentiment de bleue paix et de doux bonheur.
Elle continuera avec moi pour son unique sourire.
Quelle présence céleste ici sur Terre!
Je veux que veux qu'elle soit ma belle Eva du Paradis.
Elle touche mon cœur en profondeur et me fait rêver.
Je ne peux m'empêcher de l'adorer quand je sens son cœur.
Elle est la femme celeste, comme mon unique amour.
Trop romantique, tellement passionné et réaliste!
Complètement nostalgique, c'est juste sublime!

FUE SOLAMENTE AYER

Fue solamente ayer que amé a una mujer del Paraíso.
Sacudió mi existencia y trastornó todos mis sentimientos.
Emociones de amor que hacen perder el buen juicio.
Hermosos recuerdos en el tiempo para siempre fijados.
Ahora mi princesa en los poemas de amor es eterna.
Por nuestro sentimiento de paz azul y dulce dicha.
Ella seguirá conmigo por su sonrisa única.
¡Qué presencia celestial aquí en la Tierra!
Quiero que sea mi hermosa Eva del Paraíso.
Ella toca hondo mi corazón y me hace soñar.
No puedo evitar adorarla cuando su corazón siento.
Ella es la mujer celestial, como mi amor único.
¡Demasiado romántico, tan apasionado y realista!
¡Justamente sublime y completamente nostálgico!
-------------- . -------------
22/06/2024
© D.R.
Bonita música romántica: "Je T'aime" en piano.

poema

Ángel

Ángel,

Antes no sabía nada,
vivía dentro de lo experimental,
en un suave sentido de Pareto.

Pudiendo quedar a expensas del equilibrio,
con curvas de demanda y oferta buscando coincidir, pero no lo hacían,
por converger entre tus curvas.

No son meras añadiduras,
y es un dilema no bien visto,
pero soy prisionera,
devota al altar de altos rendimientos.

Dime, ¿Cuál es el juego?
Las estrategias y conflictos ejemplificados que bailan en escalas múltiples.
Prometo investigar y satisfacer tus necesidades,
aunque tus externalidades se escapen de mi vista.

Un valor presente,
un valor futuro.

Es el riesgo de un portafolio diversificado,
es un ángel vestido de mujer.

Sílfide, yo descendería del pico más alto a la eterna agonía,
si la competencia perfecta me concediera su sonrisa.

Es mi costo a pagar por el amor,
es el costo que estoy dispuesta a asumir.

No veo las intervenciones del mercado,
ni el bajo fomento a mi clase nominal, pero...

Veo los beneficios,
en un panorama amplio y claro.
Es mi ángel vestido de mujer.

poema

HAMBRE

HAMBRE
Se tiene hambre de miradas
que no nos devuelven.
De gestos que tal vez quieran decir
aquello que las palabras callan.
Hambre de hechos
perdidos entre los fáciles dichos.
Famélicos frente a la mesa de los compromisos
que no asumimos,
a las injusticias de una ley no siempre justa.
Pasamos hambres mentales,
hacinados entre las imágenes que
ya no nos importan
no nos escandalizan
no nos duelen.
Somos esclavos de la indiferencia
de la bella imagen
del no importa el contenido
si es bello el continente.
Y con la nariz metida en el móvil
no vemos la mano que nos alargan
pidiéndonos algo, lo que sea
para matar el hambre real
porque no sabemos lo mucho
que hiere y mata eso
tan sumamente particular
que en general llamamos HAMBRE.
mabel escribano
d.r.
imagen: Käthe Kollwitz