Los mejores poemas

Poemas publicados con mejor votación...

poema

Corazón Vagabundo

Hay en mi vientre una cárcel de arrebato
polizonte del candor de unos versos,
deshaucia la calma que ya está aullando
y debajo de una ébola de amor agonizando.
De un amor cachorro que ha de buscarse la vida,
de un amor mestizo que tiene el sambenito,
de un amor en vísperas de soltarse a la deriva,
de un amor zíngaro que nos come el hígado.
De un amor nómada de hiel, pero no de piel.
Nómada de suelos, pero no de celos.
Nómada de caricias que se deslizan de los dedos,
corrosivas en la calzada de mis párpados,
beduinas atraviesan las bisagras del ruego
y en nuevas caricias empiezan el ruedo.
Cómo suenan nuestros latidos saciados
tras ser en un alma dos fugitivos,
y tener el maletero lleno de billetes
y prender todos y cada uno con fuego.
Dice un sabio de este mundo
no hay pena ni final que le duela
a un corazón vagabundo.

poema

Mi Novia

Cuando mi novia camina
el ruido de sus sandalias
levanta el polvo del camino
desde su casa a mi casa,
desde su cama a mi cama.

Ella es el sol que recorre
el cielo de mis mañanas
sabe cual es su destino
es la alegre mensajera
que me guarda las espaldas.

Mi novia vive en la luna
a la sombra del amor
sus ojos curan dolor
tiene una piel sin color
y un perfume sin olor.

Mi novia reza en las noches
y espera en las madrugadas
a que venga su Angel puro
como el rocío del alba
y la cubra de esperanzas.

Mi novia sueña con mundos
que estén libres de rencores
que el hombre se haga más puro
y que transforme en segundos
las horribles decisiones.

Mi novia siente distinto
porque ella es diferente
y se fía de su instinto
que la lleva al infinito
sin tener miedo a la muerte.

Te conocí sin querer
y llenaste mi memoria
sin buscarte te encontré
tu primer amor, no seré
pero si, la mejor de tus historias.

"Feliz San Valentin"

poema

Desgarras

Me hago de tus versos
que calan como espinas.
Me producen ansiedad,
erizan mi piel.
Versos cargados
cual alquitrán en las nubes
vas dejándo espasmos
en mi piel desnuda
y regando con sangre
los pétalos de mis rosas.
Vas trillando
el pasto fresco de mis pasos.
Tus alas de prosa oscura
me cubren es su sombra.
Levanto mis manos hacía
el sol para que sus rayos
den calidez a mis entrañas.
Por más que me alejo de tu boca, tu beso cruel me reclama.
Las uñas de tus dedos
en mi espalda hacen grietas.
Mis lágrimas corren
pidiendo que te alejes,
mas tu fuerza oscura me domina.
Eres sombra magnética
qué atrapa,
me envuelves
en tu voz seductora,
qué da versos
que transitan hasta mi alma
quedando muda al interperie.
La voluntad
pierden mis sentidos.
Mi cuerpo, mi boca,
reconocen que eres su vicio.
Mi piel entera vive
tu poesía,
por más que busca tu alma que dejas
en pedazos en tus letras.
Me resigno,
me uno a mi
desgracia y mi delirio.
Tú.

poema

SORPRESA EN SAN VALENTÍN (Relato corto).

SORPRESA EN SAN VALENTÍN
(Relato corto).

María aparcaba el coche en frente del portal donde vivía con Juan, su marido. Por fin llegaba a casa después de ocho horas de duro trabajo. Subía en el ascensor y, al entrar en su hogar, se encontró con Juan en la cocina preparando la comida: unos canelones gratinados con queso, bacalao a la vizcaína y, de postre, una mousse de chocolate con fresas.
Al verlo en la cocina, María se quedó con la boca abierta:

- Juan, ¿qué es esto? ¿tú cocinando? ¿quién te ha visto y quién te ve?
- Cariño, estoy haciendo la comida, ¿no lo ves? Te quería dar una sorpresa. -respondió Juan sonriendo.
- ¿Y quién te ha enseñado a cocinar si no agarrabas ni un plato?. -contestó María.
- Llevo unos meses haciendo un curso de cocina por Internet que me recomendó un amigo mío, Pedro, con el que tengo una gran amistad desde que éramos niños en el pueblo. -comentó Juan.
- ¿El que se había divorciado?
- Sí, el mismo. Le dejó la mujer porque era muy celosa y veía cosas donde no las había, por eso se divorciaron. Finalmente no tuvo otro remedio que aprender a cocinar. -le contaba Juan.
- Pero habrás cocinado ya en algún lugar, ¿no?
- Claro, en casa de Pedro. Me dio unas clases prácticas.
-¡Uy, Juan, qué alegría me has dado que estés aprendiendo a cocinar, menuda sorpresa! Ya sabes que tienes el colesterol y los triglicéridos altos, así que debes cuidarte para que no empeore tu salud, cielo.
- Veremos qué te puedo ir preparando.
- Bueno, poco a poco. No te preocupes. Te doy la libertad de hacer lo que quieras si no me quedas sin cocina.
- ¡Jajajajaja...! Tendré cuidado, mi amor.

María, al ver todo lo que había hecho Juan, le dio un beso y le dijo que le quería mucho. Juan le correspondió de la misma manera, recordándole que es la mujer de su vida y que ése era su regalo de San Valentín.

AUTORA: ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
17/2/2018.

poema

Hacia el horizonte

Recorriste este oscuro camino solo para poder cumplir ese deseo.
¿Qué tipo de belleza admirabas para que renunciaras a tu corazón?

No importa lo hermoso que sea este mar de bosques,
No importa como el mar refleja la belleza de la luna.
Tus ojos están ciegos...

Por más que mis labios te hayan acariciado con palabras de amor,
Nuestro cielo no está pintado con el color del amanecer.
Nuestros débiles corazones solo son pequeños castillos de arena,
Pero al mío ya no le importa ser tragado con el mar de las adversidades.

Seguiste sin darte cuenta que no podías deshacerte de la sonrisa.
No hay humano que pueda despegarse del cariño de las personas.

Eres incapaz de olvidarte de aquellas estrellas.
Sin darte cuenta caminas al lado de un arcoíris.
Tus ojos reflejan...

Más allá del horizonte hay pájaros cantando al sol naciente,
Mientras sigamos luchando y llorando seguramente nos acercaremos
A ese horizonte desconocido donde está brillando la luz del amanecer.
Corramos con la simple sencillez y realidad de nuestros sentimientos.

Te juro que si realmente pudiera lo cambiaria todo, totalmente.
Si tuviera solo un porcentaje de probabilidad realmente lo haría.
No puedo hacer un camino en donde no haya nada de dolor,
Pero permaneceré a tu lado para vencer todo el rencor.

Por más que mis labios te hayan acariciado con palabras de amor,
A este cielo monocromo vamos a pintarlo con nuestros cuerpos,
De eso se trata el amanecer.

Más allá del horizonte hay pájaros cantando al sol naciente,
Mientras sigamos luchando y llorando nos acercaremos al horizonte.
Nunca te olvides del resplandor del sol a partir de ahora
Porque tu felicidad te pertenece solo a ti y a nadie más.

poema

Se busca novio....

Tuve un novio que se llamaba Fernando
Y nos peleamos en su coche y abrió la puerta
y me tuve que volver andando!
Tuve un novio que se llamaba Paco
Que le tenía alergia al desodorante
Y por eso siempre le olía el sobaco!
Tuve un novio que se llamaba Federico
Y nos echaban del cine porque no cerraba el pico!
Tuve un novio que se llamaba Andrés
Y el muy despistao se ponía la camisa del revés!
Tuve otro que se llamaba Matías
Y no paraba de decirme porquerías!
Y su primo el Fermín
sin importarle dos huevos se hurgaba la nariz!
Luego estaba Rosendo el cangoso
que cuando me veía se tiraba tres horas pa decir:
“madre del amor hermoso”!
Y también tuve una novia que se llamaba Teresa
Y siempre que comíamos ponía el vibrador en la mesa!
Y otra muy graciosa, que se llamaba Rosa
Y su marido nos pilló metiéndonos mano en la despensa!
Y aquélla con el culo más grande que el mío
Que cuando corría parecía un tío vivo!!!
Y tuve tantos y tantas que ya he perdido la cuenta
Como verán ustedes de amores no ando corta
Si alguien se quiere apuntar aquí le dejo
Mi teléfono y que tome nota!

poema

Geisha

No era occidental,es orientada y mineral agua
genero fotografía legal o ilegal...
hembra,puta,tonta,perra,sucia,igual a Geisha
no como tanques llenos de esperma de soldados al acecho disparando el placer...
No tampoco quería nutrir su caverna de huella y piel.
Ni pocos ni muchos solo sonreía,al principio limpiaba los vasos del bar,humo,alcohol,y rastros de soberbia en hombres frustrados ante la Geisha.
A los dieciséis sus pechos habían crecido
como ese manto de suave dignidad que debe dar mamar...
pero no era,no era tetas de futura madre
para otros era la belleza para usar...
Su madre estaba enferma y con cuatro hermanos menores,ella se hizo cargo,ese cargo de billetes
en su bolsillo...
Para que su carga en el alma
solo le pese,solo extinguir las ojera de sus hermosos ojos,y parecer contenta antes los clientes...
Para ellos era un perfecto manjar
quien preguntaría,quien solo la tomaría de la mano y la sacaría de allí...
Quien la miraría como lo que era,una niña.
si cuando la llevaban a la cama le decían perra
date vuelta estúpida,y ella solo sonreía
mineral y agua agua de pureza perdida...
Su nariz delicada sus labios carnosos pintados al oleo...
Ese oleo que se compra y se cuelga en la pared
y ni sabes que significa,lo compras porque es valioso y te salio barato...
Pocas veces Geisha disfruta el sol,la vida es la noche y sus luces artificiales,o alguna estrella
que la ve pasar alumbrando su inocencia.

Llega a la habitación de un barrio con muchos ruidos y opaco brillo...
Enciende la estufa y se baña,luego prepara el desayuno para sus hermanos,los envía a la escuela
no hay pensamientos extraños en ella,no hay negros y blancos lava los trastos y ve a su mama dormir le besa la frente...
y queda dormida por unas horas
siempre al acostarse toma en sus manos la muñeca
que su papá le regalo antes de morir
y se duerme soñando solo nubes y paz...

poema

GITANA TU

Caìste en el embrujo del Caribe,
en el imàn que poseen los cubanos,
en el sincero abrazo que te damos;
en ese corazòn que canta y vive.

Bella Gitana que en revuelo
mueves tu vestido saleroso,
con ese vaivèn tan armonioso
que se eleva tu figura en gràcil vuelo.

Asì contorsionando...Asì tu danza,
taconeando en las tablas con ardor
dejando tu alegrìa y tu sabor
tu gracia, tu donaire, tu templanza.

Penèlope; Gitana de los cuentos
Bella mujer que arrastra sus raìces,
que despliegas al espacio tus matices
lanzando tus sonrisas a los vientos.

(Para Penelope con mi cariño sincero)