Portada

Poemas mejor votados desde Mayo 13

poema

ALLÍ....

Déjame allí donde se esconde
el silencio rotundo de la tarde;
allí donde el sol rojizo arde,
donde la soledad llega y responde.

Déjame acariciar con la mirada
a esa nube que se aleja en distancia;
allí...dormida en la fragancia
del aroma que surge de la nada.

Déjame donde el sol cansado y temeroso
dice adiós a la tarde envuelto en el celaje;
disfrutar y beber de ese paisaje
único, libre, gentil y poderoso...

Allí donde la noche termina con el día;
déjame respirar, soñar, amar del todo,
déjame estar conmigo; de ese modo,
abrazada en mi interior a la poesía.

poema

Mora en el silencio

Moraba en el silencio
un ornato de mimosas
profundas y duraderas.
Se amaban, y ello,
poseía todo el valle que reposa.

Conversando entre susurros
percibiese los días de la abundancia,
vertida, sobre luz diáfana en miradas.

Los granos del bosque,
convidados al festín de la contemplación, acudían,
y bebían uno a uno
del pozo de agua fresca y cristalina.

Aun, el mismo sol, permanecía
observador en el instante del letargo.

Todas las voces vivían con apego
sobre la inscripción labrada,
respecto, a los mil triunfos
consagrados del laurel.

Es de suponer
de mis labros aun canten su alabanza,
en la dicha de estar frente al rostro de los mil semblantes.
Más allá de los valles del zafiro y del azur.

Traspasadas las fronteras,
infinito, y casi mudo,
un pulso recuerdo
es el anhelo velado en el silencio que reside,
tras cada cambio de toda estación.

Recónditas y misteriosas
memorias de vuestra virtud,
aun perfuman deshabitada la copa
cuando el reloj da la hora para ello.

…En el instante, la quietud desciende
y, en un estallido de raíces extendidas
asigna una sagrada ignición,
tomando arenas del tiempo;
y en su dar, extiende alas níveas
alimentadas de firmamentos.

Desde todo aquello,
la sed se nutre entre la vid,
lo mismo, que impulsadas por el viento
las manos tallan letras
fiel a la alabanza.

Así, viajera asciende el alma,
enramada en la muralla de los bosques profundos,
devota a la distancia del errante sembrador.

Al amanecer, esperará un banquete
donde todo se una,
a través de fragancias de cetrinas vestiduras;
allí, donde rige un océano profundo y azul.
*
Mayo 13
Fondo musical: Hauser- Benedictus (by Karl Jenkins)
*

Mayo 13, 2022
© 2022 Gabriela Ponce- La Dama Azul
Todos los derechos reservados.

poema

QUÉ PUDO SER (infancias frustradas)

Qué pudo ser del niño que apenas llegó a gatear.
Del que no soñó con hadas que habitaban en las nubes.
De la niña que a todos sonreía, sin saber por qué,
mientras no cesaba de escuchar el rutinario silbido de la muerte,
que siempre acechaba.

Qué pudo ser del que no cruzó el umbral de la infancia.
De tantos rostros acabados prematuramente.
Ojos hundidos.
Comidos por las moscas.
Barrigas hinchadas, tendidas al sol que mata y no da vida.

Cuántas rosas que pudieron ser, se quedaron sin ser.
Cuántos sueños ni empezaron a forjarse.
Cuántas huellas se quedaron sin marcar la arena de tu playa.
Cuántos grandes o pequeños pasos para la humanidad.

Qué pudo ser de nosotros con ellos presente.
De la historia.
De tu historia.
De tantos millones de besos que nunca brotaron.
De las estrellas que no pudieron prenderse en el firmamento.

A dónde habrían arribado los barcos que jamás zarparon.
A qué islas desiertas.
A qué corazones.
Los que no pudieron emprender el viaje.

Cuántos cumpleaños no se celebraron.
Cuántos hilos de voz tuvieron que apagarse
para llenar con su sangre nuestros ríos.
Cuánto arrebatamos.
Cuánto nos perdimos.

poema

Hidalgo

Gallardo ingenioso
fortuna impresa en tinta
do valeroso andante renombra,
la prosa del eco, letanías a coro.

Salve autor donde proeza llama,
aliento que emana
la llanera escudera,
en cuna de invicto vencedor.

Múdese el nombre,
de manera que declarase significativo
la verdad atril,
antes y primero,
fundador de ésta historia.

Lo extraordinario acontece,
acogido, sobre el lienzo de un armiño
de frente al horizonte mortal
sobre el agua de virtud.

Las amplias plazas
sustentan un suelo victorioso;
intacto resplandor
guindado el gallado corazón.

El templo de madera, notorio,
los almendros dando frutos,
y los cielos cifrados de fresca llovizna.

Regiones de molinos,
huertos de espinos y vos…

Florecida la viña
apagad las liras,
reposad en los umbrales del lecho
al toque de centella.

Polinizad mis cercanos capullos
descubierta la presencia,
izad encendidos florete y adarga
ante la instancia de vuestra poética dicción.

Mayo 23, 2022
© 2022 Gabriela Ponce- La Dama Azul
Todos los derechos reservados.

poema

FRAGMENTOS (a Lexur)

I. ¡QUÉ FUE!
¡Qué fue de todo aquello
que habitó en el ayer;
de todos esos sueños
que no pudieron ser!
¡Qué fue de lo que hubo
antes de yo nacer;
del que crecer no pudo,
del que tuvo vejez!

II. TAN SOLO QUIERO SER
Yo tan solo quiero ser
voz que acompañe tu andar;
azúcar contra la hiel
que te amarga el paladar.
Yo tan solo quiero ser
mano tendida hacia ti;
dulce caricia de miel
invitándote a vivir.

III. ¡VIVIR!
Es la vida un segundo incontenible;
un suspiro que el viento se llevará.
Es una breve batalla,
una lágrima en la playa.
Es un canto que olvidamos entonar.

IV. NO TE OLVIDES
No te olvides el abrigo en el casino,
pero sobre todo, amigo,
no te olvides de vivir.
Que la vida no son números enteros;
es agosto y es febrero,
es diciembre y es abril.

V. TÚ Y YO
Tus penas son mis tristezas,
tu alegría, mi canción;
tus saberes, mis certezas,
tus dudas, mi desazón.
Yo sangro por tus heridas,
me aliento con tu ilusión;
y siento, cuando respiras,
como un árbol siente al sol.

poema

Cada vez más

Más que reparar
Remodelaste
Alcanzaste
Sanaste
Hiciste que olvidará el mal
No sé cómo llegaste
Inundando, llevaste
La pasión a otros lugares

Hoy una luna de testigo
Enmarca la felicidad
Tus ojos y los míos
No pueden negarlo más

La calidez en tus manos
Me da
La paz que necesitaba

Tu sonrisa me da aliento
Hay calor en nuestros años
Hoy también le sonrío al viento
Ya no susurro lo que siento
Todo mi cuerpo acepta
Que te quiero cada vez más

poema

La Inspiración.

Es la inspiración un llamado al soplo del viento ...
desliza sus alas por la piel,
de a poco se va creciendo ...
Variante aleteo de ángel
a veces muy despacito...
del fondo de un sentimiento
- tan unido al violín vibrante
que a vereda y caminante llevan directo al concierto.

También es jardín florido cuando se está alegre...
O pincelada de invierno si se está triste..

Así llega siempre... En ristre!
Nos acomete el destierro
de cualquier lugar presente y nos transporta
con un pasaje de ida
a la oración más poblada
- ave siempre en desbandada -
y la vierte sobre un verso.

poema

Me lo imagino así

No tiene miedo de tenerme, ni de quizás perderme

Me toca con tanta delicadeza que hasta podría romperme en sus manos y me uniría nuevamente para volver a simplemente estar junto a él.
No busca dañarme, me cuida como aquello más preciado que ha podido tener.
Me observa detenidamente, se memoriza cada parte de mi piel, cada lunar o cicatriz que la vida me ha podido causar.
No juzga, ni cuestiona mis imperfecciones, sino que busca eso perfecto que no encuentro en mí.
Puede que hasta ni siquiera existas, pero por momentos deseo imaginarte así.
Perfectamente imperfecto, que encaja a mí.