Portada

Poemas mejor votados desde Junio 17

poema

UN FINAL

Y llegó; como llega el invierno...
un buen día el frío te quema la piel;
el amor se nos marcha en tropel
y quedamos ardiendo a merced del infierno.

Es así; es la vida...no hay más,
se asume el dolor, no queda de otra;
desde el alma la angustia que brota
te devora cual llama voraz.

Y el volcán de la ira te deja indefensa
y la angustia te cubre con llanto y dolor;
porque es tuyo, muy tuyo ese amor
y tu pecho lo ama, lo ríe, lo piensa.

Pero el golpe del frío marchita la flor;
esa helada tormenta que evoca el final,
ventisca de nieve con furia infernal,
se lleva las hojas...termina el amor.

poema

La hora azul

Hiladas la mallas del aire
liviano va el paso,
a través del corredor
por el centro de la casa.

Se aviva la memoria, enarbolada
pávida, mimosa, entrañable.

La causal de una lamparilla rota
danzadas las colinas de la noche;
suponiendo que en el recinto,
me habéis sentido pecho dentro.

La lumbrera tibia,
escenas de un columpio de jardín
bajo la lluvia de los días de junio.

Apagado el mundo,
se edifican constantes quimeras,
montados en la exploración
del humo plata sabor tabaco.

La jornada de mañanas,
son versos transitados
en el ritual de bandejas de café.

Un latido de aves
sobrevolando la alabanza
y un fragmento en la dilección
constante de la hora azul.

Trazado el abrazo creciente,
entre ropajes de voz y del iris cetrino
cubierto del albor.

Entre tanto, la almas caminantes
avanzan sus pasos
por las verdes y suaves veredas,
donde se calza la espiral de luz.

Y en la arista del tiempo,
surge con hondas raíces
el brillo diáfano de lunas.
ϴ

Fondo musical: Alexandre Desplat- A Princess Without A Voice

Junio 20, 2022
© 2022 Gabriela Ponce- La Dama Azul
Todos los derechos reservados.

poema

DESPERTÉ

Anoche me desperté,
al soñar que me querías;
que por mi amor te morías
y muy triste me quedé.
¿ por qué desperté?...pensé,
que mala suerte la mía,
esa dulce fantasía
que visitaba mi almohada
me sentí tan bien amada;
rebosante de alegría.

¡Oh qué pena! son los sueños
tan reales y tan sutiles,
que te embriagan y gentiles
llegan y se hacen dueños
de tus noches y cual leños
se disuelven en la hoguera
de las ansias de la espera;
de realidad deseada...
y sólo queda la almohada;
la siempre fiel compañera.

poema

ÉXITO

“Ustedes tienen los relojes, nosotros el tiempo”. Moussa Ag Assarid (Tuareg)

No está el éxito en trepar por la escalera social,
pisando a quien por debajo, sube queriendo pisar.
No es fracasar desdeñar por falta de aspiración,
sin mostrar alegaciones al juicio de la razón.

No es triunfar tener haciendas, y a rebosar los roperos,
si no podemos amar más allá de nuestro suelo.
No es perder no poseer, si nada se ambicionó,
salvo tender nuestras manos a quien buscó su calor.

No dejarán cuando mueras, codicias ni pretensiones,
amparo por el camino ni a los que nazcan, lecciones.
Pero sí dejará huella, un poema, una canción,
la estela de una sonrisa, lo que sembró un corazón.

poema

Una corona de voz

Suave y delicada
transita aproximada la caricia,
al oráculo de soles.

Los bordes
a través de densas nubes rosas,
plasman sus designios de fragancias;
cual dos blancos caminos redentores.

Libres indicios de ramas frescas
bajo el pulso purpurina;
rebosan gustosas la velada
a mitad de una lluvia de bronce.

Vestido el tono de la orquesta
en su celeste fuerza de surcar,
abandona trasformadas siluetas,
desde un atrio exaltado
que vaga teñido de marfil.

Una corona de voz,
como un mantra recitando
sustentable la substancia,
invocando el trino
de una gota en su total divinidad.

Al frente un templo de puertas
transita a lo largo de un puente,
y un cardumen de botones
obsequian sus bálsamos de trigo y sal.

La sed de castas
discurren al camino,
encarnados los colores nemorosos
bajo el diluvio de estelas.
ϴ

Junio 27, 2022
© 2022 Gabriela Ponce- La Dama Azul
Todos los derechos reservados.

poema

Me Encanta La Poesía

A mi me encanta la poesía,
el leerla, el oírla.
Incluso para mí la poesía
es el mejor regalo
que me pueden dar.
Mejor que un ramo de rosas
o una caja de chocolates.
Bueno...
tal vez unos chocolates mientras
leo un buen poema de amor.
Es la perfecta combinación
para hacer sonreír a mi corazón
Y déjenme les digo
no soy poeta
pero me uno a aquellos
que sobre hojas
plasman sus alegrías.
Desahogan sus tristezas
y escriben sobre lo que
en momento contemplan.
Aun mas, me uno a los
valientes vulnerables
que comparten lo que
escriben y lo que sienten.
A mí en lo personal
A mi me encanta escribir.
Bueno, me corrijo...
¡Necesito escribir!
Porque lo que no entiendo,
lo entiendo escribiendo.
Lo que no he encontrado,
Lo encuentro escribiendo.
Y no seré experta en el
arte de entrelazar palabras
como los Nerudas, Lorcas
o Benedetti de estos tiempos.
Pero lo que escribo
me sale de corazón.
Son mis
sentimientos genuinos
Sencillos y
a veces complicados
pero el escribir
me ayuda a mi.
y si con lo que escribo
y comparto
alguien se identifique
medite o sonría...
ya es un plus.
Pero al final del día
lo hago para mi.
Para mi alma...
Y porque me
encanta escribir
y me encanta
la poesía.

Instrumental:For You-Jurrivh

poema

Zapatillas De Cristal (Acróstico A Yadira Rodriguez)

Zapatillas De Cristal
(Acróstico A Yadira Rodriguez)

Ya veo venir la tarde,
allá, tu poesía arde.
Dime tú, dulce Yadira,
indícame... ¿Qué te inspira,
rimar tus versos hermosos,
al son de tus negros ojos?

¿Rosas que beben rocío?
¿Odas rojas en tu estío?
Dime Yadira: ¿En tu canto,
renace acaso un encanto?
¿Invitas quizá al mismo Eros,
gran dios de antiguo romance,
ungido de amor te dance?
¿En tus pies ciñes tal cual,
zapatillas de cristal?

Otis Amot
Copyright © Derechos Reservados.

Yadira, he descubierto a mi deleite,
es mi paisana de Guatemala, y una poetisa
admirada en este portal.

poema

El mar

Sentada en la arena con la brisa de la mañana
Sentada en la arena con mirada fría y cálida
Absorta en mis pensamientos, siendo estos todos, siendo estos nada
Sentada escuchando el mar, mi bellísimo mar.

Pudiera la gente pensar en su lugar favorito
Pudiera la gente apreciar lo infinito
Pudiera siquiera tener alguien la belleza del mar en su mirar
Si quisieran, si observaran, si callaran, si el alma respirara
Pudieran eso y mucho más.

Quisiera que el tiempo se tumbara conmigo
Aquel ruido se convierte en una armonía para mis oídos
Tan delicadas las olas, tan fuertes, firmes y potentes
Enfrente de mi hay toda una grandeza, mi gran admiración

Es como si me unificara al paisaje
Dejar de existir, para existir en él
Calma, paz, armonía y toda mi libertad
Siento como esta se sale de mí y se uno a algo más

Mi mar, tan mío como de nadie más
Agradezco todo aquello que me das
Esas gotas de agua salada, salpicando mi alma
Mi vida es mágica porque existe el mar.

Las horas pasan y yo sigo aquí, la tarde cae y yo sigo aquí
Provocas en el cielo un arcoíris multifacético
La marea sube y mi corazón palpita
Tu estas aquí y mi vida continua, el mar, mi bellísimo mar.