Hacia adentro

Hoy más que nunca quiero caminar hacia adentro,
urgido como estoy por la necesidad,
porque afuera hay frío y mucho hielo,
afuera hay rabia, duelo y necedad,
y sé que por aquí pasa un sendero
que me lleva a mi ruin profundidad.

Hoy más que nunca quiero adentrarme
en lo más hondo de mis acantilados,
quiero descubrirme y entonces vaciarme
de todos los anhelos olvidados;
quiero llegar tan adentro y limpiarme
para andar más ligero y aliviado.

Porque mucho tiempo he gastado viendo hacia afuera
como si afuera se hallaran las verdades,
es afuera donde el alma pena y yerra
aunque ella no toque realidades,
afuera me he perdido en tosca tierra
olvidando de mi alma sus caudales.

Quiero ir adentro, muy adentro,
bucear en mis entrañas oprimidas,
buscar en sus afilados vericuetos
las casas viejas, las ciudades derruidas;
y entonces conociendo tal terreno
salir confiado para vivir los días.

Comentarios sobre este poema