De cierto modo, lamento

poema de .

Un gorrión ha callado su trinar.
Me sonaba a lamento
su piar junto al sol desvanecido.

Una margarita es deshojada
por la ventisca y la polvareda.

En los ojos, todavía borrachos de luz,
una sombra anuncia la resaca:
merma, pasa, sucumbe, muere.

El pie se apoya en la acera
y el paso detiene su latido
junto a la cama y la mesa.

¡Pan y circo!
¡Hambre y sueño!

Todos los días un cantar mecánico,
un rechinar de engranajes
justo al lado superior izquierdo del pecho,
de cada pecho donde bombea el ahora
y no más, sino el ahora, que va soñando porvenires.

Un gorrión con tinte de sol desvanecido
acalla su trino junto a una margarita deshojada.

Y todo parece un lamento.

Comentarios & Opiniones

Silvia

Que profundo! Hermosas imágenes llenas de reflexión y de una mirada especial, felicitaciones desde mi humilde opinión, eso sí con Todo mi cariño! feliz día beso.

Critica: 
.

Muchas gracias por leerme Silvia. Saludos

Critica: