SIEMPRE HE CREÍDO

Siempre he creído que el amor de una mujer

es el más grande y maravilloso sueño

que todo hombre desea conquistar en la vida,

vivir sin esa hermosa ilusión es como vagar

por los caminos cual errante peregrino

sin conocer el amor y ha perdido la fe.

Siempre he creído que su presencia

es sinónimo de estabilidad sentimental y más

si va abrazada a una relación conyugal,

porque su infinito cariño es incondicional

nadie como ella se puede comparar

máxime cuando la entrega es pasional.

El hombre que no haya tenido el privilegio

de sentir la magia y el hechizo

de tenerla como fiel y abnegada compañera,

quizás viva para siempre triste y afligido

y no ha sentido la fragancia de la primavera

pobre de él, porque no fue capaz de retenerla.

Ay!,de quien haya estrujado sus pétalos

mancillando su honor y dignidad

no tendrá perdón de dios y está condenado

a vivir para siempre en completa soledad,

no se puede ser tan malvado porque

antes los ojos de la justicia divina

esos delitos no tienen impunidad.

BARQUISIMETO VENEZUELA 04/01/2020
AUTOR:ADJUNTA OMAR RAMÓN.
RESERVADOS LOS DERECHOS.

p/1124.

Comentarios & Opiniones