La Muerte del Sol.

Viví tan distinto un eclipse de sol al otro, como si una vida entera hubiese pasado en este un poco más de un año, como si me hubiese perdido en el bosque junto con mi memoria y hubiese sido criado por [email protected] desde zero.

El del 2019 lleno de [email protected] y familia, con [email protected] Meyers viajamos kilómetros hacia las montañas y caminamos otros tantos para estar en la cima de un cerro, todes con nuestros lentes puestos, disfrutando de este maravilloso espectáculo, con super buenas energías.
Y ahora veo como la luz se va poniendo de apoco de manera paulatina cada vez con menos vida, desde mi escritorio me saco los zapatos, meto las manos en la tierra, tapo mi tercer ojo y el ombligo, me coloco un cuchillo en la espalda cortando toda baja energía, subo las sillas de la mesa para que no se sientan bien recibidas, riego cada macetero previniendo a la tierra de la repentina oscurecida y cierro todas las cortinas.
¿Quién soy hoy, porque cambio tanto mi forma de ver la vida?
Sigo siendo yo
Aunque con nuevos conocimientos, aunque parezca tontearía son cosas que ya se sabían, de los más antiguos he ido entendiendo que la sociedad crece de manera desmedida y ha dejado estragos por no respetar la vida, no solo vale la vida humana sino también en todo lo grande está lleno de vida, el sol, la luna, los Mawidas, también los ríos, las piedras para que hablar del aire que respiras, todo tiene vida, el mar, el cielo, la tierra, los animales, las plantas y árboles tienen roles mucho más fundamentales que entregarnos su existencia para satisfacer nuestra insaciable sed, sed que no se llena con lo que requiere por eso nunca se encontrara completa, ni aun que le compres todo lo que el oro te permita, son otros los valores.
Entonces
¿Qué caso tiene destruir la tierra para terminar con la vida?
[email protected] no podríamos aguantar ni un día, el hombre no es una isla.
El espíritu no se llena con materia todo lo contrario debemos aprender a despojarnos de ella, si queremos alimentar realmente nuestra existencia hay que darle de comer experiencias bellas, de unión y pasión.
Lo demás se engulle, pero no llena, es solo real pobreza.
Comida chatarra que no alimenta.
Nico Scepanovic.

Comentarios & Opiniones

Leonardo Sarmhi.

Bellas letras reflexivas. Y como la luz de apoco se va extinguiendo.."El espíritu no se llena de materia, si queremos alimentar nuestra existencia hay que darle de comer experiencias bellas, de unión y pasión". Me encanto. Abrazos amigo poeta Nico!!

Critica: 
JUAN CARLOS CADENA

Esta tierra que nos da tanto se queja, ya no aguanta y sin embargo no la escuchamos, no la respetamos y aún así nos mantiene como a huéspedes ilustres en su seno. Gracias por compartir tus reflexiones, hace falta la reciprocidad. Un abrazo Nico

Critica: 
La Dama Azul

Caballero, un gusto encontrar vuestras letras en la comunidad; aprecio que comparta vuestra experiencia.

Reciba saludos de paz y bienestar.

Critica: 
Japi

En primer lugar le saludo de nuevo, envolvente escrito que lleva a reflexionar

Critica: 
Angelo Alex.

Creo que la falta de amor nos va arrastrando hacia el vacío
De un precipicio, y la tierra también es víctima,,, felicitaciones por este poema
Que lo refleja.....saludos

Critica: