LLEGAS TÚ, MI AMOR.

En una mañana nublada
dónde la brisa fresca;
guía al eterno horizonte
que cuida cada ignata día
de este biodiverso mundo.

Después, apareces ahora ilusión
cuando el clima parece
que esta alucinando,
es que está faltando
el afecto a granel,
sin que podamos tener,
amor que nos lleve a la locura.

El despacio tiempo
viene poco a poco
pasando la factura determinada
de lo que acontece, justamente
sensación que prevalece cuando
vienes cerca de mis escalofríos.

Este fanático hastío,
se hace apetitoso
cerca de elevaciones a mi mente
que contemplo sumamente airosas,
igual que un viento tornado,
acurrúcate a mi lado y dejemos
que la fanática luna salga.

Que nuestro apasionado sentir
se agita y cabalga
como cinturón aferrado a mi cintura…
y bríndame eso que guarda,
haz de mi alma ilusionada,
tú la más dichosa fortuna.