VOLAR ALTO

Te dicen que tienes que seguir tus sueños,
te dicen que debes hacer lo que te haga feliz,
te dicen muchas cosas,
pero, a veces...
el mundo no va a tu favor.

Yo, por ejemplo,
siento que me cortan las alas,
uno quiere lograrlo,
quiere llegar a la cima
y justo cuando estás por llegar...
retrocedes nuevamente,
quedándote donde habías empezado.

Y vas por la calle,
la gente va en blanco y negro,
veo tristeza en su mirada
solo almas vacías.

¿Qué sucedió con los sueños de toda esa gente?
¿Dónde quedaron sus alas?
¿Dónde quedarán las mías?
eso, no quiero ni pensarlo.

Si un ave puede volar bien alto
y jugar entre las nubes
¿Por qué yo no puedo hacerlo?
¿Por qué no puedo volar?
¿Por qué a la gente le cuesta tanto
llegar a la tan ansiada cima?.

Todas las noches contemplo la luna
y todas las mañanas me enceguece el sol,
me niego a aceptar mi realidad
simplemente no puedo,
porque sé que no la merezco,
porque quiero conocer
lo que se siente estar en la cima,
aunque eso...
sea casi imposible.

Yo sigo soñando...
mis personajes siguen actuando...
y mis alas me piden
casi como una orden...
que vuele alto.