Mi corazón no quiere dejar de sangrar

poema de abora

El reloj se ha vuelto gris desde tu partida,
me aferro a las sombras de tus recuerdos,
reflejos dorados y edulcorados
que guardo en mi memoria.

Poderoso sanador es el tiempo,
aún supuran mis heridas,
mi razón añora la deseada cura,
mi corazón se aferra a tú regreso.

Llora el alma con desconsuelo,
cuando de mano te veo con otro,
me invade la nostalgia amarga
de miles de caricias olvidadas.

Si no vuelvo a tenerte en esta vida,
te esperaré en el cielo,
si el destino me reserva
infinidad de existencias por pasar,
te buscaré en cada una de ellas,
eres la mitad de mi alma.

Comentarios & Opiniones

Adversario

Quede atrapado entre tus letras! Y aquel que dijo que el tiempo lo cura todo, fue porque no tenía reloj, pero créeme que cuando sanes te darás cuenta que nada es infinito, siga adelante estimado poeta!

Critica: 
abora

Muchas gracias Adversario, en eso estamos, tus palabras me han animado mucho.

Critica: 
viki

Bella inspiración llena de sentimientos del corazón, abrazos desde la distancia

Critica: 
abora

Muchas gracias por tus amables palabras viki

Critica: