Transitando las vias, hacia el puerto de Buenos Aires

poema de Zephkiel II

Psicodélicas ondas de calor
En el caliente aire
se reflejó así el sol
Con férrea determinación
No cesó su paso
en línea recta, el continuó marchando

Atisbos de cansancio dejó ver
En las marcas de su rostro y bajo la piel
Quisiera él ya, dejarse morir
Más inmortal, cree que su sufrimiento no tendrá fin.

Durmientes de quebracho pisotea
Y con milimétricos cálculos,
Esquiva las enormes piedras
Pretendiendo no perder la cordura
Ante una luz que lo deslumbra
A lo lejos se oyen motores
Un estruendo de engranes y vapores.

En las vías, eterno resultó su andar
Pretendiendo al ferrocarril alcanzar
Más desahuciado en ilusiones de nostalgia
En dirección contraria ahora se haya

Espera ver venir la maquinaria de frente
Más el sonido se ha vuelto diferente
Hacía el puerto colonial va avanzando
Y a espaldas de un viajero olvidado
El tren a Buenos Aires, ya se ha posicionado.

Comentarios & Opiniones