Padre

Esta noche busco las rimas para hacerte oda padre mío
en otro poema dije que "ella no es la razón" pero tu si, por la que sonrió
tuviste una educación escasa, hombre humilde, no inventaste la rueda
pero formaste a este hombre, y grabaste en mi alma "a ninguna cabrona se le ruega"

campesino de tez blanca, complexión delgada
¿cómo cabe tanto amor y sabiduría en esa mirada?
sabiduría a la que aspiro, de momento sé que aún no puedo
le pido al altísimo que nunca me faltes, me siento incapaz de hacerte relevo

señor Alberto, padre mío, hoy te inmortalizo, tu hijo un escritor
educaste a un poeta, y graduaste a un ingeniero con cada gota de sudor
llegaste hasta secundaria, pero la vida te dio el título de padre, hombre y esposo
y ten por seguro que tus nietos sabrán que vienen del linaje de un coloso

Siempre llegabas con las manos ásperas y los zapatos con lodo
la naturaleza fue injusta contigo, ya te lo digo, esas canas color plata deberían ser de oro
me siento honrado de llevar tu legado en mi segundo nombre
aprendí de ti, que no necesito ser homosexual para amar a un hombre.