Beautiful Disaster.

BEAUTIFUL DISASTER
_______________________________

Caminaba ese día por la avenida de siempre,
con mis brazos abrazando las costillas para mantenerme en una sola pieza.
Jadeando fuerte. Sintiéndome tan hecha pedazos que al moverme,
cada paso retumbaba como sonajero triste.
Entraba ese día como de costumbre al mismo lugar por mi café, en la misma mesa con la vista perdida igual que la esperanza de convertir todo ese invierno
interno y eterno en primavera, con la nula posibilidad de que
de esas ruinas salieran margaritas.
Cuando creía que era el final... Cuando mis puertas decían cerrado por reparación,
Lo vi....
Ahí estaba abrazando sus costillas en un gesto invisible para todos pero ya muy conocido por mi.
Recio, digno, altivo, bello... Y destruído.
Dios ! Era el desastre mas hermoso que he visto en mi vida.
Por un minuto una extraña, dulce y muy olvidada tibieza me calentó el cuerpo
como un café negro e hirviendo a las 7 de la mañana.

Sonaba en el ambiente "I Can't Tell You Why" de Eagles.
-Nunca lo olvidaré-

Volví a mirarlo, era tan imperfectamente perfecto.
Sumido en su mundo, escribía en una servilleta y sonreía mientras lo hacía.

- Doris ? Traéme un doble americano,si, hoy doble. Soy un desastre.
- Le dije a la mesera.
En ese momento, levantó la mirada que se encontró de frente con la mía,
caminó directo a mi mesa y sin decir palabra me dejó la servilleta escrita
encima junto con un vaso de café.

"¿ SABES HACE CUANTO TE ESPERO WERITA ?
EL DÍA ESTA MUY SOLEADO PARA ENCERRARTE A TOMAR CAFÉ AQUÍ.
VEN, TE ESPERO DEBAJO DEL ÁRBOL...
P.D : ERES EL DESASTRE MAS HERMOSO QUE HE VISTO..."

- Hoy, dos años después, te miro escribir tu primer libro mientras preparo el café
y pienso en ese día...
Cuando creía que las añejas sonrisas de colores estaban extintas,
me sonreíste con los ojos susurrando que venías a quedarte.
Cuando creía que las mariposas de mi panza se habían muerto de inanición,
viniste y me llenaste el mundo de ellas pintando alitas en mi espalda con tus dedos...
Cuando creía que mi sangre estaba congelada, mi corazón en coma y mi alma hibernando,
viniste y sin pedir permiso me despertaste con un beso
como a una princesa de un cuento infinito.
Cuando creía que no tenía rumbo fijo y había olvidado como nadar a favor de mi corriente,
dibujaste mi camino y me dijiste que al fin tenía a dónde ir !
Cuando creía que mi mundo era un lugar húmedo, oscuro, cerrado, sin raíces
y lleno de limitaciones, me señalaste el amor por las banderas y las estrellas
mostrándome que no hay bandera más neutral que tu piel en la mía.
Cuando creía que ya no habían tesoros por descubrir
y que el averno era un lugar cálido para sobrevivir,
descubrí que tu cuerpo era el paraíso perdido
del que nunca jamás ningún dios podría expulsarme !
Me enseñaste que hay veces en que hasta la Luna sabe a poco
cuando el sol de tu pecho me llama.
Y sobre todo, cuando creía que lo único importante era yo misma
y nada más existía yo, mi alma y mi sombra,
Me enseñaste que he dejado de pertenecerme desde que te pertenezco.

- Ay no! La cafetera...!!
Gracias a Dios, no me hiciste caso y la compraste bien sonora
como si supieras de mi afán por soñar despierta...
Voy por tu café.
Mientras, caminas hacia mi rozando mis labios en el beso de buenas días...
- ¿Qué piensas amor, que estás tan despistada?

- ... En que eres el desastre mas bello que he visto.
Buenos días querido !

Vicenta Der.
2015

https://www.youtube.com/watch?v=kl8fsXuhFKU

Comentarios sobre este poema