ENHEBRA

poema de Loquequeda

ENHEBRA

Es tu azul fresco mi morada,
a la que retorno bravío a respirar tu calma.

Otras veces, volátil, lánguido, sin prisa,
me abandono a pensamientos vacíos acunado por la brisa.

Tambien hay días, benditos días,que son valientes e infantiles,cuya meta es hacer cima dichosaen la montaña más alta.

En ese momento, la luz más clara me secuestra dejando como único lastre el peso liviano de mi mochila.

Tras esos días, llegan horas bravuconas, felices, seductoras.

En las que Don Juan despierta y partimos de aventura como adorables canallas.

Viajamos hacia destinos donde hallar lo que nunca perdimos
disfrutando en buscar por el único placer de volver a encontrarnos.

Hay días y días,
subidas y bajadas,
blancos, negros, naranjas...
La vida es esto, enhebrar el hilo y tejer con días la colcha que abriga nuestros sueños.

Comentarios & Opiniones