Mi intimidad

poema de Simona Costa

Mi intimidad es un espejo donde reaparece la niña que lloró,
la chica que ahora muestra su blanca piel, el tatuaje,
los gestos de las manos que no logran alzar el vuelo,
mi intimidad se esparce por la cama como un erial
azotado por el viento del atardecer; soy yo.
O no, es alguien que late sin nombre, rostro ni historia,
el corazón que le di a él, cada fotograma maltrecho
por la lluvia, siempre fui agua.
Los dedos y mis labios que se acuestan juntos
ante esta tormenta de silencio, las sombras de sus besos
en mis pequeños senos olvidados,
mi intimidad yace abandonada entre dunas
de desierto, expulsada a los confines de quien arrullo,
sin voz ni tacto -aliento, yemas, saliva, vaho, aroma- se despide
en la frialdad de la tundra de arrabales...
¿Qué es mi intimidad? pregunto desnortada
cuando más sola estoy.

Joanna Dufromont.
*Simona Costa es un seudónimo

Comentarios & Opiniones