Mandioca...

poema de Silvia

Mandioca es un rostro de paja y sonrisa
Un niño de pasto regado por lluvias de nubes y auroras..
No espanta los pájaros en los matorrales de mudos sonidos de grandes secretos y muchas verdades.

Mandioca espanta todo lo que es malo
Expresiones turbias...
Lejanas y oscuras.

Mandioca tiene un ojo chueco la sonrisa firme
Y algo que no sabe ni siquiera él que es,esa cosa
Que late tan fuerte dentro de su pecho
Ya cuando amanece.

Mandioca aplasta el orgullo de las vanidades
Cuida girasoles cabalga sus tallos y se cree quijote.
Soñando con dulcinea alhaja y quimera.

Mandioca de vez en cuando se pregunta porque la humedad en sus ojos chuecos ...

Cuando piensa en don Baltazar
Su creador humano.

Extraña su voz su canto,su espíritu inquieto
Seca esa agua que sale del ojo
Y vuelve a sonreír
Porque ha amanecido y es lindo vivir.

Mandioca se encuentra feliz
Viene Navidad y él girasol prosperó.

Mandioca tiene en su mano de paja
Una foto apretada...
Don Baltazar la puso allí...un día que también tenía los ojos húmedos...

Mandioca ve la foto de Jesucristo
Un señor raro con ojos lindos...
Se ríen juntos a veces...
Como cómplices meciendo los deseos.

Mandioca junta los amores que el viento le trae
Los planta a su lado para cuando falte
Amor en él mundo los pueda brindar.

Mandioca nunca sabe de dolor...tiene él ojo torcido
Y su mirada es como el sol en el horizonte.
Una gran sonrisa y un corazón ahí dentro
Que late y late con fuerza de mares
Tan simple como él de saber amar.

Comentarios & Opiniones