El paria

Hay un demonio llamado Futuro,
un ángel escondido,
un extintor vacío.

Tiñe mi interior de oscuro,
inyecta cada entraña y me veo corroído,
hace un corte de manga al estío.

Sueños y fantasías,
poco que perder al principio,
empeño de joven que ansía,
esquivar o ignorar precipicios,
salda cuentas con su ímpetu.

En un mano a mano,
con la realidad material,
pagos y recibos,
toma y dame,
vislumbrando el precio de los sueños,
el porcentaje,
el tosco andamiaje mirando raro,
al puente por si me acoge,
qué has hecho con tu vida,
aparte de pulir esquejes,
de una planta que pudre,
si cuyo fruto nadie compra,
no te quejes hombre,
peor podría ser,
al menos no mueres de hambre,
de momento,
solo has muerto y renacido,
de mundanos lamentos,
amistades y amores torcidos,
ahora viene el económico tormento.

Ojalá pudiera dedicarme a escribir,
sobre desengaños y angustias vitales,
y no sobre ser un paria callejero,
de que me da igual quien no me quiera,
si sólo quiero tener algo de dinero,
algo suelto para pagar sin culpa,
sentir que alguien quiere mis servicios,
no soy prescindible,
es tan lamentable,
que me dejen caer al precipicio.
Soy un paria sin patria,
un patrón sin potra,
petrificado por la rabia,
de que mi arte sea una cosa,
innecesaria.

Comentarios & Opiniones

María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-

Palabras reflexivas y de desazón. Un placer pasar. Saludos Ruiz

Critica: 
Eusebio García-Gasco

Excelente escrito de la desazón. vislumbrado el precio de los sueños, el porcentaje, el tosco andamiaje mirando raro.´

Critica: 
Azul zorro del más allá

Felicitaciones

Critica: