LA TRAGEDIA

LA TRAGEDIA

Mi amor era perenne como un gran río
todo te lo dí hasta mi sustancia entera.

Compañero, mi quimera, mi ilusión
eternamente en tu vida la primera.

Aferrándome a tu piel así vivía,
mi ser te di como la vida me uniera
siempre te he contemplado en mi desvarío,
lloriqueando acabo con esta tristeza.

¿Porque te marchaste Ángel de mis entrañas?
¡He aquí mi tragedia, he aquí mi pobreza!

Comentarios sobre este poema