Quizás mañana

De esos días que el aire me amaneció con pereza.
Se olvidó que el viento expresa lo bueno de su mañana.

Mirando esa planta pequeña
Que tanto queremos que crezca.
A pesar que uno, tan terca,
La puso en mala ventana.

El reloj que nunca para
Mientras miras tus dilema.
Trabajando todo el tiempo mientras yo cuento las penas.
Me recuerda lo que callo y todo el tiempo que queda.
Maldito, que él no miente pero repasa las cuentas.

Hasta el gato del vecino se me portó un poco amable.
Y no es que yo no sea afable, sino es su afán de felino.

Intenté justificarme en la comodidad de la colcha.
Horizontal uno piensa lo que en vertical se goza.

Hablé conmigo, tan loca.
Me fui sincera mintiendo.
Qué orgullo que hasta en lamentos
Yo sueno tan orgullosa.

Bajó el sol y mi energía.
Siguió caliente la colcha.
Me sentí mal en la agonía
Del que no aprecia las cosas.

Esa noche era muy tarde para sentir otra historia.
Lo dejo para mañana.
Quizás el aire me antoja.

Comentarios & Opiniones