EL DÍA QUE DIOS VINO A VERME

poema de donbuendon

Y un día vino Dios a verme y dijo
mejor échate a un lado,
¿no ves que yo hice el mundo y me ha costado
a mí sangre y sudor? Que este cortijo,
el mismo que te sirve de cobijo,
aún de construir no he terminado
y un día lo has de ver ya acicalado,
y si algo hay no funciona lo corrijo.

No creas me fue fácil que hoy los toros
se ven de la barrera,
pues tuve que esforzarme a la carrera
mirando si en la costa había moros,
haciendo caso omiso a los decoros
obviando que el detalle se puliera.
Y así que no salió como quisiera
no olvides que ella encierra mil tesoros.

Si alguna vez preguntas ¿quién lo hizo?
no pongas tu alma en venta,
ni insistas, que el dudar no trae a cuenta,
si fue la consecuencia de un hechizo,
o fruto del azar fue su bautizo,
ni creas lo que dicta tu mollera,
pues solo pudo hacerlo una lumbrera,
la misma que hizo al cielo un pasadizo.
©donaciano bueno
(... Y SUS POEMAS DE MEDIO PELO)
http://www.donacianobueno.com/

Comenta & Vota