REQUIESCAT IN PACE

Madre nuestra que estás aquí dormida
donde el orgullo y la altivez se amansa,
del martirio y del dolo de la vida
en la celeste paz de Dios descansa.

Ve junto a Él y requiescat in pace,
madre nuestra, que, aquí donde reposas,
te cuidaremos como el can lo hace
y cubrirémoste de blancas rosas.

Madre nuestra, y será nuestro empeño,
con la fe de escudo y el alfanje listo,
velar por la paz de tu postrer sueño
allí en la mansión de tu padre el Cristo.

Comentarios & Opiniones

La Dama Azul

Caballero la comunidad de complace con el encuentro de vuestras letras y la profundidad en lo antes escrito.
Métrica clara, melodiosa y profunda. Me recordó a Quevedo.

Reciba mis cordiales saludos.

Critica: 
Celeste Alma

Fijese que ahorita que leo su verso pensé que el Libro Sagrado no dice cómo murió la Virgen María verdad ?

Sólo dice el libro de las Revelaciones que aparece en el cielo vestida de sol , algo así recuerdo que dice.

Pero bueno, como haya sido,

Critica: 
Celeste Alma

Lo importante es que es adorada, venerada , eternizada en los lienzos y esculturas de cientos de artistas que le ofrendan su admiración y devoción !!!

Súper !

Critica: 
Leonardo Sarmhi.

Hermosas letras, con bella sutileza, a la ternura de la madre dormida...Sacrosanta...sus ojos..su regazo, que cobijaron el llanto divino..."requiescat in pace"...Tus acciones fueron santas..Descansa en la mansión de Cristo.!! Bello.! Abrazos poeta.!!

Critica: