Solo queda agua de niebla.

De llorar
hace meses que me canse
me seque,
que palabra más ajena,
por más que la escuche
no significa nada,
nada
como tu cariño,
nada.

Tanto decías que me amabas
debí suponerlo
ahora lo entiendo
quien ama
sin realmente conocerte
es quien solo quiere amar
y no importa a quien
no a mi,
solo hay amor para ti allí.

No juzgo el tiempo
pero
en eso fuiste
veloz
y ya nada
como si fueses
un puto robot
que se prende y apaga
solo con un botón.

Me encantaría que no importara
pero no entiendo,
por más que intento
no puedo corromper los momentos,
solo he logrado
secar la yaga
no sanarla.
Volver mi piel dura como la del puerco
ayuda.

De llorar ya no hay nada
se ha secado mi huerto
creo que ya no queda nada vivo dentro,
lo más cercano
que hoy tengo
a ese recuerdo
es un nudo en la garganta
como una estranguladora corbata
que se transforma en un dolor de guata
y
en más de alguna noche solitaria
cuando siento que va a salir algo de agua
la ahogo
con media botella de tequila
y dos piscolas
la escondo
un cortocircuito precioso
y
en la mañana siguiente
aparece mi mejilla mojada.
Veamos si con esto te sirve
al menos
para
regar tu ego.

Autor:
Palabras: Nico Scepanovic.
Imagen: Nico Scepanovic.

Comentarios sobre este poema