Mariela

poema de misombra

En tu cuerpo erguido la noche iluminas
regalando tu gracia a mi atmósfera
envuelta en el sudario solitario
ante las sagradas reliquias de mi corazón,
solo tu estas presente
en mi noble codicia
que no es quimera,
bello anhelo de siembra recorrida
cosechada a la vista de Géminis,
bajo la luna de tu inusual visita
a mi tiempo donde el éter remonta
con tus dos soles, ojos marrones
que en perfecta armonía
tanto amor se descubre.

Se que estas en fortalezas
no lejos de aquellas hogueras
de tiempos ya vividos,
más en estos sutiles versos
te asedia nuestro dulce ensueño,
sueño de un risueño mes
dibujado con las tintas
de la pluma que trazó
este delicado poema
a la elegida por Dios
junto a la Estela del mañana.

Comentarios & Opiniones

Poetizo Rizo

esplendido, sublime. Gran elocuencia y uso de las alegorias astronomicas

Critica: 
Salvador

Hermoso poema, muy profundo, me hizo recordar a esas personas inolvidables con las que vibre en la misma sintonía del amor. Espero sigas escribiendo, ánimos

Critica: