LA HORMIGUITA GUERRERA

La hormiguita guerrera
era mi amiga, una viajera.
Se subió a lo alto de una higuera,
y luchó contra una araña fiera.
Era una araña venenosa,
el veneno la paralizó,
parecía una hormiguita de losa.
La muy vanidosa se escandalizó
cuándo se miró en el reflejo de una laguna,
cuál si fuera en un espejo.
Recobrando todas sus fuerzas
se acordó que era una guerrera,
y tomó fortaleza.
Cogió la telaraña y enredó
a la fea y malvada araña,
una alegre mañana
cuándo el sol con sus rayos
recordaba todos los ensayos
que la hormiguita preparaba
todos los días de mayo,
para cuándo un enemigo los invada,
y amenazara la paz en su hormiguero.
Por cierto, la araña permaneció atada,
y fue a parar a un sombrero,
luego el viento sopló fuerte
no podía medir su suerte,
y cayó dentro de un agujero
en la tierra mojada,
se embarró sus patas,
por cierto, para entonces
Ya estaban inmovilizadas.

Comentarios & Opiniones

Jacinta Pichimahuida

Que pena como terminó la araña , por ser malvada con la hormiguita.

Critica: