Te uno a mi paso

Si sólo por segundos imaginaras
los caminos que recorre tu nombre.
Lo que tu vista capta a través de los míos.
Lo que tu boca gusta. Los pasos que caminas.
Si por un segundo, vieras de lo que en mis ojos has sido testigos.
Si por un sólo instante comprendieras, que habitas dentro mío. Sabrías que eres fiel testigo de llantos y de risas.
Que eres compañero de aventuras y silencios.
De mis pies has tocado mar Atlántico,
mar Pacífico.
De mi boca conoces de mis besos,
mis sonrisas y mis gustos.
En mi cuerpo te has bañado en aguas
frescas, cristalinas de los ríos.
Por mis oídos escuchas mi música favorita, mi poesía, el rumor del viento, de ése grillo que de noche me canta, y del ave que en mañana me despierta.
Tu nombre, a diario los tambores de mi pecho va tocando...

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota