¿Melancolía?

Haces de la tristeza tu musa;
del alquitrán formas versos,
del gris oscuro tomas su color,
conviertes lo dulce y fresco
de las gotas de lluvia
en lágrimas amargas en tus ojos.
La grandeza del silencio
lo tomas como tortura.
La oscuridad de la noche
la haces tu compañera.
Traes amores no olvidados
y los riegas en tus versos,
los desentierras de tu pecho,
te recrea el dolor de su recuerdo.
En cada letra,
la melancolía deja su huella,
te leo, y no comprendo tu tristeza,
la vida te ha dado tanto.
¿Porqué no tomar el beso
y bienvenida del alba?
¿Porqué no apreciar el canto
del ave temprana y llevárselo hasta el alma?
La belleza existe,
hasta en la sublime caricia del viento,
en pisar descalzo la húmedad del pasto,
en la lluvia, que da vida a tu rostro y cuerpo.
Quizá, un día de estos dejes que las mariposas
y el color de la rosa y su aroma visiten tus versos; y permitas, que rayos de luz y el calor
del sol guíen tu pluma.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota