Me he visto a mí

He visto gente ir y venir como olas sin fin
te he visto reír, llorar, gozar me he visto a mí.

Como esperar a un sueño, algo tan distinto y diferente
como alcanzar la copa de un pino
cómo llegar a tu corazón.
Si lo sé no me extrañas no sientes mi calor ese fuego que te envolvía que te hacia ser mía…

Solitario y con unas lágrimas grito al inframundo al cielo donde quiera que este tu corazón, si ella me abandono.
He visto corazones latir
corazones sangrar, me he visto a mí.

Comentarios & Opiniones

ÁNGEL MENDUIÑA IRIBARREN

¡Hermoso y profundo poema, amigo Luis! Todos los corazones laten y se desangran.

Critica: 

Comenta & Vota