Viejo lobo de mar

poema de matiasml

La guerra era mi esposa, la muerte, mi amante,
Nunca tan lejos de ella,
No había de que preocuparse
Bella, invicta, en mi alma estaba.

Un pájaro hembra se alzó radiante,
Mostró un camino diferente,
Nuevos horizontes, lejos de penumbras
Muy cerca, nuestros corazones.

La paz pronto se acercaba
Todo en calma se asomaba,
Pero, algo en cambio faltaba
La guerra, aunque no la quería, la extrañaba.

Alejándome de nuevo de todo,
Aislándome sin sentido del todo,
De nuevo en silencio profundo.

Media historia contada,
Con algunos tragos de más,
A todos les gustaba escuchar
Pero independiente de mi sinceridad
Ya no soportaba contar lo demás.

Comenta & Vota