Poesía de Jorge Loyola

Puedes buscar por título del poema, sentimiento, ocasión, dedicatoria o cualquier palabra en el poema.
Escritor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Lunes, Octubre 12, 2020 - 18:05

AYER

JORGE LOYOLA
AyerCuando una brisa tibiaCon calidez de octubreAcariciaba tu peloAyerDejé abiertas mis puertasY se llenaba la tardeDe palomas en vueloAyerDerramaba la nocheUn vestido de estrellasQue cubría tu cuerpoAyerDerramaba mi plumaRuiseñores azules
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Octubre 4, 2020 - 06:52

MI SOMBRA

JORGE LOYOLA
No era la sombra de un animal o de un ave, tampoco la sombra de una persona; era solo eso; simplemente, una sombra.A veces se movía con rapidez; pero no para escaparse; solo se dejaba ver un instante con el rabillo de un ojo y...Como es de esperarse de cualquier sombra; la sombra de la que hablo, tampoco emitía sonido alguno; pero siempre se...La primera vez que la vi; yo tenía unos nueve o diez años; entré en la cocina que estaba oscura, y encendí la luz; el...Nos quedamos mirándonos en silencio sin entender lo que había sucedido, mi hermana solo por el extraño comportamiento...Nunca hablé con nadie de “mi sombra” no la llamo así porque sea la sombra de mi cuerpo, sino con un sentido de...Muchas veces traté de sorprenderla, saliendo de una habitación y volviendo rápidamente para encender la luz; pero...Había una cosa más que delataba su acecho y además (así lo deduje con el tiempo) su cercanía; un perfume; como a...Pasaron los años; mis padres ya no están y mi hermana quiso vender la casa, pero yo le pedí que me dejara quedarme...Al final mi sombra y yo nos quedamos con la casa. Libres al fin; podíamos continuar nuestra relación de una manera...Todo estuvo más que bien durante un largo tiempo; creo que hasta el día en que Carla, una compañera de trabajo con la...Los días que siguieron a aquella noche fueron algo extraños; no había perfume, ni objetos moviéndose, ni cortinas que...Carla llegó distinta, más silenciosa, más sutil en sus movimientos; estaba raramente bella; su vestido era de una...Se podría decir que éramos, felices pero no; Carla se iba cada mañana y yo sabía bien; que se llevaba mi sombra; ella...Ahora estamos bien, afuera nadie sabe qué pasó con Carla, no pude dejarla ir y arriesgarme a que vuelva a robarse mí...
Poeta: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Septiembre 20, 2020 - 07:24

EL CRUJIDO

JORGE LOYOLA
EL CRUJIDOLa tarde estaba cálida, apacible; la primavera estaba llegando y los pájaros lo sabían bien, porque cantaban y podía...Le pedí al conductor del taxi que me dejara sobre la ruta, quería caminar un poco antes de llegar, quería recorrer...Cuándo mi hermana me pidió que viajara hasta el pueblo para acompañar al tasador que iría a ver la casa de mis padres...Lo apacible de aquel atardecer y ese perfume especial a tierra mojada y a panes que se hornean al caer el sol, casi...Al quitar las cadenas que cerraban con un gran candado el herrumbrado portón; las aves que cantaban en los árboles se...Me paré en la puerta y busqué la llave, antes de entrar miré la casa; nada había cambiado los ladrillos de las...Cuando por fin entré, el sol había pasado del otro lado e la barrera de álamos que bordean la propiedad y se alejaba...Salí del cuarto rápidamente pegándome a las paredes y me dirigí a la cocina y también encendí la luz todo en la casa...Me arrepentí de no haberme quedado en un hotel del pueblo, pero ya era tarde, tendría que pasar la noche aquí,...Quise encender la luz del dormitorio donde dormía junto a mis hermanas y la lámpara estaba rota, entonces abrí bien...Decidí tratar de dormir, solo me quité los zapatos, me acomodé el saco y me tapé con la manta; cerré los ojos y pensé...Me sorprendí al escuchar en mi mente esa especie de oración, nunca la había repetido en años, no desde que me fui; lo...No recuerdo si hubo un primer día; solo sé que siempre, cada noche se escuchaba en el dormitorio e mis padres el...Jamás supe o pude explicar, por qué un campesino, al que todos quieren, alguien amable con todos, un trabajador como...
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Septiembre 6, 2020 - 07:18

LA APUESTA (cuento)

JORGE LOYOLA
LA APUESTALas palabras de mi primo tito me agarraron con la guardia baja, se estamparon en mi cara como cuando a un boxeador lo...La RuthUna mata apretada de rulos colorados, una cara llena de pecas, y unos ojos azules que parecía que no estuviesen...Su casa y la mía estaban pegadas, a los lotes solo los separaba una enredadera de rositas silvestres; en medio de...El tiempo fue pasando; nos hicimos de otros amigos en el barrio, ella era uno más de la barrita de los pibes de la...Toda la historia empezó la noche que le gané al Raúl (el pibe de la casa de la esquina) todas las figuritas que tenía...Las doscientas que gané, más cincuenta que yo tenía; doscientas cincuenta figuritas redondas con la cara de los...Hoy sería más sencillo conseguir la figurita difícil, lo publicarías en una red social en internét y en un rato...La cuestión es que yo me enteré donde había un chico que la tenía, el problema es que vivía un poco lejos; mi primo...Eran los últimos días de las vacaciones de verano, así que teníamos solo esa semana para conseguir la última, la más...VIAJE AL BARRIO UNIMEVEl viernes temprano, partimos rumbo al oeste por la Alberdi, cada uno con un bolsito con algo para comer y una...Todo salió según lo planeado; caminamos más o menos una hora y media hasta FGH y una hora más hasta la casa de mi...M A I E R”.
Poeta: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Agosto 16, 2020 - 07:36

ANOCHE SOÑÉ CON LAURA

JORGE LOYOLA
Estaba algo oscuro, no había viento, ni un perfume y creo que tampoco algún sonido conocido; solo estaba caminando...No veía su rostro, pero la figura se me hacía conocida, “es ella “me repetía a mí mismo es ella, el corazón se me...Cuando llegue a su lado, la luz le ilumino el rostro y ahí estaba su sonrisa, su boca, de la que tanto se quejaba...Me vio y caminó unos pasos hacia mí, extendí los brazos y la abrasé lo más fuerte que pude, sentí lo tibio e su...De pronto, empezó a irse; como a diluirse, todo se iba yendo, las luces el vestido, su sonrisa todo se diluía, me di...Deben haber sido como las cuatro de la mañana, a esa hora mi cuerpo me despierta siempre; me levanté de la cama,...En la cocina le llene el plato de comida a la bola de pelos, yo me serví un vaso con agua y saqué de la heladera una...No sé cuánto estuve sentado allí, miré la casa, la luz de la cocina iluminaba la escalera que lleva hasta los...Terminé mi piZza y me tome el agua; apagué las luces y en la oscuridad subí la escalera, me metí en la cama, abrasé a...
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Jueves, Julio 30, 2020 - 06:36

LA BALA

JORGE LOYOLA
LA BALAHace ya un largo rato que el sol se desplomó tras los galpones del ferrocarril, y tal vez no falte tanto para que...En un rincón casi en penumbras, de un bar donde solo entran matones y gente de averías; en una mesa de tablas...Ya la ginebra ha hecho su trabajo, despertando amores en algunos que se fueron más temprano entre risas y arrumacos,...Una extraña relación une a Irrazabal con su arma; en momentos como este siente una especie de electricidad corriendo...El borracho sentado frente al hombre, habló fuerte como para que todos lo escucharan mientras miraba con los ojos..._ ¿Así que usted nunca deja un trabajo sin hacer? –pregunto; y continuó con un tono más desafiante_ a ver entonces si...Nunca más volvió el hombre al tugurio, ahí quedó la mesa en el rincón sombrío, nadie se sentó nunca en el lugar de...Cuentan que el día que Camargo se animó a bromear con él; en un cuartucho de una pensión encontraron a un hombre...Tal vez Irrazabal cumplió hasta con el contrato de propia muerte, hay muchos que dicen que el muerto no era él si no...Seguro que lo que más le debe haber dolido debe haber sido dejar su alma, una Smith and Wesson 38 largo; pero todas...La verdadera historia solo la conoce una bala.
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Mayo 31, 2020 - 07:59

EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS

JORGE LOYOLA
EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS(continuación)-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Montada en brioso corcelSea ocaso o alboradaCuando la dama es citadaNo tarda en comparecerTu sangre se ha de beberDándose por bien pagada.Distancia puedes ponerEntre tu cuello y su dagaMas tu alma es reclamadaY su brazo llega a doquierOra, si es tu parecerTu muerte ha sido anunciada.
Poeta: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Mayo 24, 2020 - 07:26

EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS

JORGE LOYOLA
(CONTINUACIÓN)-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Una vez más, todas las miradas apuntaban cual cañones hacia un único objetivo; pero nadie fue capaz de encontrar una...Lo cierto es que Monsieur Recelieu se movía entre las miras de los cañones con la templanza y la natural gracia...Con el tiempo la tormenta amainó en la señorial casona de Junín; comenzó a acercarse el tiempo en que los esperados...La propuesta fue aceptada y el maestro debió aceptar el peso de convertirse en el nuevo señor de la casa, y su primer...“segunda señora de la casa”.Una gigantesca luna de Octubre, ha comenzado a levantarse por detrás de los campos de girasol mientras el sol, aun...El ambiente apacible de un atardecer de primavera, es quebrado por el llanto de un par de bebes que han nacido hace...Mientras tanto, en algún lugar de la casa, una pequeña lámpara ilumina apenas el papel donde alguien describe una...(continuará)
Escritor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Mayo 17, 2020 - 06:49

EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS

JORGE LOYOLA
(continuación)Michelle Recelieu, había llegado a la Argentina aceptando la invitación de un acaudalado noble inglés, de quién era...La hermosa Ms, era indudablemente el motivo más fuerte por el cual Rechelieu visitaba con asiduidad a su amigo, y que...Pasados algunos meses desde la llegada del maestro francés, la señorial casona se vio conmovida por un acontecimiento...Todo un mundo de miradas de desconfianza y de comentarios entre los empleados de la casa y los propios dueños se...Toda esta gran bola de nieve de dudas y suspicacias fue detenida de un golpe, con un acontecimiento terrible, el...Lo llamativo del caso fue que en los bolsillos del abrigo que llevaba puesto el difunto, la policía encontró un papel...(CONTINUARÁ)
Poeta: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Mayo 10, 2020 - 07:45

EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS

JORGE LOYOLA
EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS (CONTINUACIÓN)Los hombres han terminado su desayuno y caminan hacia el interior de la casa; el más joven mira hacia la ventana y...Mucho se habló entre la servidumbre de la casona cuando el patrón cobijó bajo su ala al pequeño Fernandito hijo de...El niño jugaba en los jardines, correteaba por las galerías, pero sobre todo le gustaba internarse en la gran...El silencio, la suave penumbra que solo era rota por la tenue luz del día que se colaba por entre las gruesas...Todo en aquel lugar tenía algo mágico, algo atrapante. Un alejado lugar donde el silencio y la penumbra parecen...Un niño pasa distraídamente su mano por el lomo de un gato con la vista perdida en las formas que lo rodean.Sí, todo en aquel lugar tenía algo ciertamente inquietante, tal vez, porque no "siniestro".(CONTINUARÁ)
Escritor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Domingo, Mayo 3, 2020 - 07:17

EL POEMA ENTRE LAS PIEDRAS

JORGE LOYOLA
A las nueve de la mañana; mientras un débil sol se esfuerza por alcanzar el interior; atravesando las ventanas que...Una criada tiende la cama de la habitación principal. Sobre un sillón tapizado en terciopelo de un color verde oscuro...Todo parece tranquilo en la casa; por un momento la vista de la mujer se pierde en la nada; mientras, pasa la mano...(CONTINUARÁ)
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Viernes, Abril 3, 2020 - 16:22

LÁGRIMAS DE CERA

JORGE LOYOLA
Lastíma la luz de una velaEn la triste ventanaDe la casa de juntoVa cayendo cuál lágrima negraViajando por el pálido muroLlora en silencio la casaEstá despidiendo a un difuntoSumergida mi alma en lo profundoDe este negro océano infinitoBuscan mis ojos y mis manos y mis gritosUna grieta en esta noche en que me hundoCuántas más ventanas me preguntoLlorarán su lágrima de ceraHasta que al fin aquella primaveraVenza a este invierno cruel
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Jueves, Marzo 19, 2020 - 05:56

TE PERTENECE

JORGE LOYOLA
Cada poema de amor te pertenecePorque el blanco del papel donde lo escribome lleva hasta el valle de tus sábanasCon su blanco infinitoPorque mi pluma, tiene tu vozPorque en cada letra dibujo tu figuraCada acentoEs un golpe sutil de tu cinturaCada espacio entre los versosUn suspiroCada poema de amor te perteneceCuando hablo de árbolesGraciosamente mecidos por el vientoEs que te he visto bailarCon tu vestido de flores amarillas
Autor: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Jueves, Marzo 12, 2020 - 12:49

¿DE QUÉ ESTÁ HECHA LA TARDE?

JORGE LOYOLA
¿De qué está hecha la tarde?De Un perfume a pan horneadoy a magnolias,de Un sonido de pelota en la vereda,De escondidas, de mancha ,de rayuelaLas tardesEstán hechas de nostalgias.¿De qué está hecha la tarde?Las tardesEstán hechas de pañuelosDe lágrimas, de dulces despedidasDe últimos besos,de últimas cariciasDe aquel primer amorQue no se olvida
Poeta: Jorge Loyola | AR | Desde Oct/2016
Sábado, Febrero 29, 2020 - 06:22

DISTANCIA

JORGE LOYOLA
Quiero arrojar las letras de tu nombreComo aquel apostador lanza sus dadosSobre estas páginas de insomnio y madrugadaY que danzando bajo la lluvia de mis lágrimasDibujen un paisaje de distanciasQuiero volver a verDeslizarse por tu piel inmaculadaLa seda de tu blusa enamoradaY que mis dedos enredados en tu peloTejan trenzas de placer y de nostalgiaDistanciaCruel distanciaNunca pudiste matar aquel amorHoy mis letrasLlegan para besarla
  •  
  • 1 de 10