La mirada de Agustín

“Tlacotalpan, . . . su confín.”

La mirada de Agustín
escudriña el firmamento,
su ingenio no tiene fin,
las notas surcan el viento.

La mirada de Agustín,
música, sonido, tiempo,
arpegios de serafín,
cadencia sin contratiempo.

La mirada de Agustín,
inspiración, más talento,
nos daremos un festín
con tonos del sentimiento.

La mirada de Agustín,
corazón el complemento,
músico, poeta, . . . en fin,
armonía por fundamento.

La mirada de Agustín
está en Veracruz, al centro,
“Flaco de Oro” de postín,
guitarra, piano, su cetro.

La mirada de Agustín
toca una tecla, delira,
mujer, cabellera, crin,
negra, blanca, rubia lira.

La mirada de Agustín
pauta leal del ser que admiro,
cancionero de satín,
la-ra-la, la-ra, . . . suspiro.

La mirada de Agustín,
el Maestro, en la palestra,
batuta cual serpentín,
de Solistas es su Orquesta.

La mirada de Agustín,
compás, ritmo, contrapunto,
consonancias, tin-larín,
que melodioso conjunto.

La mirada de Agustín
rapsodia de una mañana,
tardes, noches, al gratín,
sinfonía para su España.

La mirada de Agustín,
cogñac, tabaco fraterno,
como todo buen catrín
es amigo . . . del Eterno.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Dedicado a Don Fernando Hernández Guerrero, gran conocedor de la obra musical del Maestro Agustín Lara
Ciudad de México, a 30 de octubre del 2017
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)