Don Héctor Barrenechea Molina

“En ser digno, . . . justicia germina.”

Mes de julio, su día doce, me parece el indicado,
para rendir homenaje al más gentil abogado,
por sobre de las medallas, los diplomas, pergaminos,
después de sortear senderos del derecho, los caminos.

De hablarse de tú con Themis, la Diosa de la Balanza,
de servir públicamente, adquiriendo, así, templanza,
luego de intentar ser, fiel, lo justo, lo equitativo,
por lo que, ya jubilado, con tal credo, sigue vivo.

Que se despierten los búhos, que salgan de su letargo,
pues, todo un jurisconsulto, ha surcado trecho largo,
entre Códigos, mil Leyes y las Ediciones Mayo,
esto que digo, entre versos, que no quede de soslayo:

“El Licenciado, Héctor Barrenechea Molina,
con categoría plena, jerarquía genuina,
cimiento, pilar, poste de una Institución,
el Semanario Judicial de la Federación.

Órgano-nido, cuna de la jurisprudencia
que, su ser probo, ayudó a crear con atingencia,
durante el lapso de treinta y cinco años, tenaz,
apto, estudiado, experimentado, capaz.

Habiendo armado, laboral, erudita tremolina,
ahí, donde la norma, la legalidad, llegan a la cima,
evocando las sabias Pandectas de Justiniano,
llegó, honrado, honesto, a su jurídico lontano.”

Hablar de hazañas pasadas, no demerita al dicente,
menos cuando lo narrado se expresa en forma consciente,
cuando hay motivo y hay causa, de ensalzar la trayectoria
de un hombre que, en la constancia, fue forjando propia historia.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 12 de julio del 2020
Dedicado al Sr. Lic. Don Héctor Barrenechea Molina, jubilado del H. Poder Judicial de la Federación, después de cumplir más de 35 años de servicio ininterrumpido . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)