La banda sonora

poema de Lola Amapola

Siempre busqué
la banda sonora
de mis días raros,
mis días sordos,
mudos,
casi ciegos
y alejados
de la materia.

Busqué un ritmo,
una armonía
digna de mis emociones
pero nunca nada
a la altura,
nunca nada suficiente;

hasta que me escuché de verdad.

Ahora lo comprendo
y lo compongo
y lo improviso
mientras lloro
o mientras río,
incluso
mientras miro atrás.

Compongo en mi cabeza
tocando flores
que no son mías,
tocándole el pelo,
tocando la cama
o las paredes.

Compongo mientras
tus ojos me miran,
mientras los veo bailar,
mientras bailo,
casi incluso
cuando me voy
quedando dormida.

Ya nunca hay silencio.

La encontré
y ahora no sé
cómo hacer
que jamás me abandone.

Y me he puesto a abonar
como si de tierra yerma
se tratase,
me he empeñado
en no volver
a hacer nada
que no me haga
brincar el corazón.

Y de a poquito
quizá la soledad
se ha unido a nuestro plan,
nuestro macabro plan
de vivir a la luz del día
con o sin ti,
con o sin comprensión,
pero
siempre
con esa
música
de
fondo.

Comentarios & Opiniones

Silvia

Muy precioso,excelentes letras profundas donde todos hemos pasado alguna vez. felicitaciones saludos y beso.

Critica: 
María del Rocío

Magnífica obra!!!

Critica: 
Artífice de Sueños MARS rh

Bonita obra. Me anoto y van estrellas.
Poético abrazo.
Y hasta nueva obra.

Critica: 
Josue Aymer

Hermosa poesia en el amor adquirido en música y en la musa de su amar. Un placer.

Critica: 
Mawtinik

Precioso !!

Critica: 

Comenta & Vota