HIJA DE LA TIERRA ANDINA

poema de FLOR OLIVA

Con fulgores de augusto sol
Vuela rasando la imperturbable cordillera
es raíz profunda
e inextinguible lumbrera,
alma libre,sin barrera,
planea sobre impetuosos vendavales
¡Impávida!...atravesando umbrales
¡blandiendo sus costados!
tropel de sensaciones inundan
su alma sedienta,
trasciende el espacio,
cual esencia exquisita de
flor de la fragante sierra.

¡Es libérrimo sentir de la quena!
¡es ambarina retama!
mecida en el vaivén caprichoso de la brisa
¡Es hija de la tierra andina!
¡ubérrima de trigo y sol!
donde crepita fuego del ocaso,
manojo de hojas púrpuras
en sus manos
Perenne palpita la llama,
medran los sueños, se renuevan
reverencia...a la Madre Tierra
¡dulce, fresca,hermosa!
ella ...su madre generosa.

FLOR OLIVA_Autora
Todos Los Derechos De Autor Reservados.

Comenta & Vota