No te rindas

No te rindas que es preciso,
alcanzar el ideal,
caminemos como siempre,
a pesar del pedregal.

Si la cuesta no termina,
y no ves el arenal,
más allá del horizonte,
volveremos a soñar.

No te rindas, nunca es tarde,
que mañana llegará,
yo lo creo, yo lo espero,
y a su tiempo, lo sabrás.

Comentarios sobre este poema