ABUELO

poema de El soñador

Experiencias vividas,
en tus manos de plata,
en tu piel de amapola,
y en tus labios de escarchas.

Son tus años sonoros,
son tus huellas lejanas,
y tu canto se pierde,
bajo el eco del alba.

Eres uno entre muchos,
oh mi viejo del alma,
como lirio en la acera,
tu carita en mi cama.

Es tu pecho de seda,
donde acampan las ramas,
como río florido,
como tíbia nostalgia.

Ya te marchas Abuelo,
va mirando las palmas,
como lluvia en los montes,
que acarician el ámbar.

Comentarios & Opiniones