Frágil y Fuerte

poema de Dalev

No desistí
He sido frágil, tengo amor dócil,
De anhelos profundos sensibles,
Cortejos sumisos
y suspiros inamovibles.

Me enamoré, es cierto..
Ilusioné en mis anhelos
auto dirigidos y disparados,
a bellas flores en campos disfrazados.

La cerveza en su amargor de lúpulo,
es más dulce que los besos fariseos sin escrúpulos,
salidos de las bocas de cerezas
de aquellas princesas.

Coronas de oro más no fueron Reinas.
Como un valiente caballero,
me volví gallardo y fiero,
Derroté al dragón alado del desespero,
le corté las alas, le di el golpe certero.

Subí a ese castillo de fuertes torres,
Dentro de él, tesoros y cofres
y entonces;
Encontré a la princesa dorada,
elegida, destinada a gobernar mi vida.
No morí, soy feliz.

Comentarios sobre este poema