Heridas en mi alma

poema de el condor

Fuente Literaria
Poesías Eróticas/ Heridas en mi alma
Siempre te he amado y no puedo negarlo. Estas en mi imaginario y, llevo, esto
Por dentro.
Es un desahogo, a un sustento. Es la urgencia de la garza
Más allá, una corocora, en Borburata.
Busco tu ausencia, entre las ramas y, tus sustanciales besos.
Es la herida, me faltan heridas y, me muero sobre diciembre.

Vienes, a serenar mis pensamientos, no te veré morir. Llevo conmigo
Esa melancolía y nostalgia.
Por la ausencia de los aires, de tu viento.

Conciencia, es mi tormento, tu despedida, no me aclimata.
Ya no estas, en el día futuro. Con quien. Déjame abrazarte,
Sino me abrazaste nunca.

Como esa noche, nunca, jamás volverá
Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mía. Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, y te pareces a la palabra melancolía.
Me gustas cuando callas y estás como distante. Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio claro como una lámpara, simple como un anillo. Eres como la noche, callada y constelada. Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente. Distante y dolorosa como si hubieras muerto. Una palabra entonces, una sonrisa basta. Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.
Han pasado las noches, Respetando tu cuerpo,
Agarre la llave, de tus manos, copias de un sueño.
El deseo es rey.
Que, tu cuerpo y conciencia sean siempre mi adoración.
Un amado espacio de revelaciones.
La historia de un hombre y. una mujer que escriben y se hallan atrapados en el fondo del agua agitada. La luna llena es símbolo y testigos de esa noche tibia, donde se unen dos almas ansiosas por la pasión y el amor de escribir unas cuantas líneas. Donde quedarán en el presente, para aquellas personas que quieran ir a las aguas de la pilata. ¡Y la tarde soleada, volverá a ser testigo de la historia de un hombre y una mujer escriben y hallan el amor y la pasión por escribir...! ¡Feliz noche...! Bendiciones.
Garza es mi pena, esbelta y triste garza,
sola como un suspiro y un ay, sola,
terca en su error y en su desgracia terc
Recuerdo que el amor era una blanda furia
no expresable en palabras.
Y mismamente recuerdo
que el amor era una fiera lentísima:
mordía con sus colmillos de azúcar
y endulzaba el muñón al desprender el brazo.
Eso sí lo recuerdo.
Rey de las fieras,
jauría de flores carnívoras, ramo de tigres
era el amor, según recuerdo

¡Me enamoro cada día más de cada palabra que escribes...! Si pudiéramos volar, hasta llegar al paraíso, ¡por un momento fuéramos felices...! ¡Si pudiéramos salir de ese humo de tinte donde tenemos que nos arropa y descubrirnos y ser... y el mago que nunca ha existido olvidarlo...! Con todo mi respeto, Thais y Chila despertarán en el paraíso y será tan hermosas como eran y todas las mujeres serán felices donde ya no habrá llanto, dolor, ¡ni tristeza...! ¡Todas las familias se respetarán ya no será una cosa ni la otra, no existirán sectas distintas todos seremos iguales...! ¡Mil respetos...!
¡Feliz noche...! Bendiciones. Emiro Enrique Vera Suárez. 12. 10. 2018

Comentarios & Opiniones