Sin alma

poema de Ela Adal

Quien no tiene alma no sangra,
no recuerda el cercano pasado
ni acumula noches sin sueño
perdidas en deseos frustrados.

Quien no tiene alma sonríe,
a pesar del dolor que ha causado
y sigue adelante muy erguido
ahuyentando fantasmas a su paso.

Los sin alma no lloran las penas
las diluyen en copas de vino
en noches de fiestas eternas
y en planes de nuevos destinos.

Los sin alma son sombras altivas
que exhiben su indiferencia
cual olímpico trofeo dorado
ganado en sus mil batallas.

No les duele su dolor ni el ajeno,
están ciegos de piel para adentro
sordos de mente y conciencia
no distinguen lo malo de lo bueno.

No entienden palabras que lastiman,
y lanzan las suyas de hielo y escarcha
envueltas en oscuros silencios
que hieren y se clavan como espadas .

Sin alma está quien nunca extraña
Sin alma vive quien no se entrega
Sin alma quien nunca arriesga
Sin alma morirá quien nunca ama.

Comentarios sobre este poema