Caricia

poema de Lucienne

No te esperaba
A unos pasos del mar
En océanos de gente
Te escuché llamar
Ya no lo podía dudar

Tocaste mi hombro
Con los rayos tibios del sol
En una campo tan denso
No te esperaba
No te esperaba

Me elevaba yo
En un biombo de frecuencias
A velocidad de hoja en otoño
Me tocaste el corazón
Me tomaste de las manos
Enjugaste mi llanto
No te esperaba...
No te esperaba.