Limbo

poema de La Cazadora

Camino por Chapultepec
Y me pregunto por qué lo hago
¿Por qué no le llamo y lo encuentro?
Un encuentro casual.
¿Por qué no le hablo y hablamos?
¿Y si está ocupado?
¿Sería prudente estar con alguien
pensando en otro?
¿Y si no le hablo a ninguno
Y me voy a mi destino?
¿Y si mejor vago un rato?
¿Visito la librería?
Sé que a él le encantaría.
¿Y si me tomo una cerveza?
¿Y si mejor me pierdo unas horas?
¿Y si camino en lugar de tomar el camión?
¿Y si visito la rotonda?
¿Y si me pongo a llorar
Al recordar la comodidad de sus brazos?
Su cabeza recargada en mi regazo.
Esos ojos y las revelaciones.
Su voz y el efímero...
¿Y si me tomo un café?
De esos que me encantan.
¿Y si no lo soporto y mejor me encierro?
¿Si agarro camino hacía...?
Pero no, no sería ni prudente ni sabio.
Esquivo una señora que cargaba bolsas.
¿Y si voy al hotel y me rento un cuarto?
Me duermo y pienso en él.
¿Y si no se encuentra bien?
¿Y si le mando un mensaje?
¿Y si no?
¿Y si él también quiere?
¿Y si mejor revivo el momento en que lo conocí?
Regresaría mil y una veces a ese instante,
Si pudiera.
¿Habría hecho las cosas diferentes?
¿Y si pudiera irme?
Allí va el camión que no tomé.
Y ya me acerco a mi destino.
Necesito componer una sonrisa
O inventar una excusa para ésta melancolía.
¿Y si cuando regrese ya no me quiere?
¿Y si mi planes se vuelven diferentes?
Y camino con inercia.
De pronto no me siento ya cansada
Y me suelto los sentimientos.
Me comienzo a volver fría.
¿Y si ya no me quiere?
¿Y si yo ya no lo quiero?
Ya no dudes y compón tu cara.
¿Y si no me despido?
¿Me dolerá?
¿Le dolerá?
¿Lo volveré a ver?
Frialdad, mujer.
Una sombra a la entrada
Y la caminata por el pasillo.
Los azulejos que me marean
La puerta al departamento.
Dejo mis preocupaciones atrás.
Empiezo mi tiempo con inercia.

Comentarios & Opiniones

Azul zorro del más allá

Muy interesante, casi añejo como un buen vino a la luz de una vela casi extinta...

Critica: 

Comenta & Vota