JESUCRISTO

poema de CamposZamb

JESUCRISTO
I
Eres el único hijo consustancial,
que no ha sido engendrado por una madre,
la aseidad y la eternidad,
el supremo ejemplo de obediencia a tu Padre,
de abnegación por la humanidad,
tan rebelde y tan frágil,
de desprendimiento y de humildad,
infinitamente más que el más invaluable cáliz.
II
Eres la más preciosa adoración,
el del sufrimiento más amargo,
el modelo de la fe y de la oración,
el máximo hacedor de milagros,
la fuente de la tolerancia, de la paz y del perdón,
la inspiración del amor, de la amistad,
el consumador de todo don,
el Rey de la vida, de la salud y de la prosperidad.
III
Eres la excepción de la muerte,
el redentor del hombre y de la mujer,
tu sangre les mereció el derecho de la salvación,
tú no eres un crucifijo inerte,
eres uno de los tres seres con omnipotente poder,
un Dios que no hace acepción.
IV
No eres lo débil y lo pasivo, ni lo inferior,
tú eres ánimo y fortaleza, sostienes y provees,
eres más que la más grande historia del mundo, eres anterior,
jamás existirá alguien que te supere.
Tampoco eres un rostro feo y común, ni triste,
no eres una imagen que se rompe, se desecha y se olvida,
a cambio de nada todo diste,
tú eres el protagonista de la Biblia.
V
No eres mito, ni ficción,
tú eres una divina realidad,
tú eres la palabra y la acción,
eres quien más honra la divina voluntad.
Tú no eres un amuleto,
eres quien nos ha enseñado tanto en una cruz,
tú eres la voz que levanta a los muertos,
el mundo confirmará otra vez quién eres tú.
VI
Tú no eres un hombre cualquiera,
tú eres el unigénito de Dios enviado por él,
desde que tú naciste no es la misma la tierra,
viniste por amor al ser del polvo, de hueso y piel.
Tú no naciste como cualquier hombre,
eres hijo de la luz y de la gracia,
el ser con el más poderoso nombre,
no te define la pobreza, ni la aristocracia.
VII
Tú eres el más sublime Maestro,
trasciendes todo conocimiento y todo título,
eres el representante de Dios,
nos confirmaste que él es el Padre nuestro,
siempre serás la persona con más discípulos,
el único que predica sin pecado la Palabra, y que le añadió.
VIII
Tú no eres algo que fue,
tu existencia es más que un inaudito ideal,
nos heredaste el amor, la santidad y la fe,
tu ejemplo y tu influencia trascenderán el final.
Nos enseñaste durante tu crucifixión
que lo primero y lo mejor
es amar a Dios y obedecer su Palabra,
que cada vida debe lograr la mejor intención
después de sobreponerse a la tentación y al dolor,
que tan vital como la sangre es el agua,
que es más grande perdonar el odio y la calumnia,
que son poderes también el respeto, la amabilidad, el agradecimiento,
que ni la riqueza ni la alcurnia
son más importantes, ni más duraderos, que los Mandamientos.
IX
Tú eres el Dios que viniste a servir y a salvar
a la criatura ingrata y desobediente de carne y hueso,
pero ningún ser humano te puede representar
porque ninguno querría ni resistiría tu proceso,
y todo hombre es mortal y pecador,
de hecho, ni el hombre confía en el hombre,
puede entibiarse y aun hacerse un traidor,
y esto no es para que alguien se enoje, ni se asombre.
Pero antes de todo esto,
tú eres el camino, la verdad y la vida,
quieres compartir con cada uno la perfección y la eternidad,
pocos elegirán lo mejor, muchos se arrepentirán de lo opuesto,
ahora es el tiempo de arrepentirse de la falta más indebida,
y contrito y arrodillado pedirte sólo a ti el perdón y la oportunidad.
X
Eres tú a quien cada ser humano
debe conocer, amar y compartir,
porque somos creación de tus manos,
y no quieres que sea nuestro fin el morir,
y así como todo ojo te verá,
eres a quien clamará como el Salvador toda boca,
pero el arrepentimiento mundial no servirá,
como nunca la humanidad se volverá loca…
XI
Eres el más grande varón,
y a la vez amas como una abnegada madre,
perdonas como un niño,
eres el mejor líder, el invencible León,
y aunque la humanidad te ladre,
miras y tratas al pecador siempre con cariño.
XII
Eres el creador y el dueño de la naturaleza,
el único en el universo y en el cielo al que le obedece,
eres la sagrada fortaleza
que se sacrifica, y al tercer día se restablece.
Todo animal, y toda cosa, sabe que existes,
respondes en todas partes,
hay humanos que insisten
en el ateísmo, y muchos más te comparten.
XIII
Eres el más escrito en el papel
y en todas las demás superficies,
también en el aire, en lo intangible, en lo espiritual,
eres quien renueva y mejora todo corazón de babel,
no quieres que ningún ser ni talento se desperdicie,
sólo tú recibes, perdonas, bendices y sanas sin ritual.
XIV
Eres el ungidor del lenguaje;
con humildad, gratitud y convicción te presento este Poema,
que no es el único solemne homenaje
que difundiré por el mundo, a pesar de todo problema.
XV
¡Cómo quisiera haberte conocido personalmente,
haberte seguido sabiendo quién eres,
pero eres el Rey de mi corazón y de mi mente,
y te predicaré siempre ante miles de hombres y de mujeres!
¡Cómo quisiera haber recibido en persona tu abrazo,
que es el más ejemplar y el más poderoso,
también tu perdón, tus consejos y tus promesas,
pero tú escoges el mejor tiempo y camino para nuestros pasos,
cada uno decide su fin, infernal, o glorioso,
todo lo que nos heredaste es la mejor riqueza!
También nos dejaste tu paz,
pagaste con tu vida nuestros pecados,
pero muchos optan mostrarse incapaz
de reconocer que eres tú nuestro Salvador y Abogado,
el invencible enemigo de la esclavitud,
el benefactor de la libertad,
eres tú quien nos concede la virtud
de luchar contra espíritu y potestad,
y así como era necesario tu sacrificio,
es necesario el anticristo,
será el opuesto absoluto de todo armisticio,
¡pero otra vez, y para siempre, serás tú el vencedor Jesucristo!

15-12-2015 - 22-1-2016

CamposZamb
Nicaragua

Comentarios sobre este poema