Sin nombre.

poema de Luna.

Subyugada, dominada
pervertida por la rabia
el alma huye a un lugar recóndito
donde el silencio y la oscuridad sean parte del entorno.
Y cuando lo más difícil llega
la vida se complica
se obstruye el deseo de poder,
de llegar lejos y no ser más.

En ese vacío tan sepulcral
donde solo hay hedor de soledad
se vacían los sentidos
se camufla el sentir con el ir
a el lugar de donde salen las almas.

Confluimos en un momento
en un solo estar
tontos, perdidos de luchar
ante la voz que reclama amar
pero que solo deja algo...

Una sobra de tanto mal.

Somos perfectos extraños
que jugaron a amar
que perdieron su norte
en un fuerte razgo de dolor
de orgullo aniquilador de almas
de un posible « nosotros» que jamás llegó, jamás nació.

Pero...aún así en medio de esta desdicha de no poder ser más
esta cruel mujer supo y sabe
que en su alma un poeta así...
jamás morirá.

« Si no queda una sola, mísera palabra para mi, para ti, sabrás que te quedarás en mis letras por toda la eternidad ...cuando esta llegue »
*
Día en oscuridad.
*

Soledad.
Dic. 8.2020.

*