La Tarde

poema de Zuntala

Quema el día
El último abrazo de sus luces
La noche, pesada
Se empeña en caer

¿Cómo puede ser tan bello
El momento más común del día?

El sol, que agoniza allá en lo alto
Olvida su gran poder
Se duerme su luz, borracha
De cansancio y grandeza

La tarde es ése contacto
Entre mis ojos y el cielo
Imposible a mediodía
Pasajero en la mañana

¿Cómo puede ser tan bello
El momento más común del día?

El cielo parece
La hoguera del tiempo
Paisaje distante
Que se quema

Despiertan las blancas guías
De mis viajes
La noche pesada
Se empeña en caer

¿O no?... Tal vez no cae
Si no que eleva su alma antigua
¿Cómo puede ser tan bello
El momento más común del día?

Olvido a qué vine
O a dónde voy
La tarde
Es lo único que importa.

Quema el día el abrazo de sus luces
(¿Cómo puede ser...?)
La noche pesada
Se empeña en subir.

Comentarios sobre este poema