La costumbre y la esperanza

poema de Zadkiel

La costumbre y la esperanza

Un pétalo se ha arrancado de mi flor,
El destino me ha brindado una nueva desilusión,
Le da una nueva oportunidad a la tristeza,
Para que se siente a brindar en mi mesa.

Y es que debería sentirme triste,
Nuevamente he fallado en el amor,
Y ni siquiera se si eso existe,
Solo se que me ha empujado al licor.

Pero esta vez la copa no sabe tan amarga,
Y es que no ha llegado tanto dolor a mi alma,
Es una frustración llena de tranquilidad,
Como si de esto me he de acostumbrar.

Que no tenga alguien que me ame,
Que la soledad es buena compañía en la noche,
Que el tiempo hace que mis heridas sanen,
Y no es tan malo que no tenga llantas en mi coche.

Porque así puedo apreciar en todo su esplendor,
Al cobarde que seré y que soy,
Y que serlo no es tan malo,
Si la luna me mira ahora, el sol saldra mañana bien temprano.

Así como las personas cambian, a de cambiar mi suerte,
Incluso hay un sabio que advierte:
"Quien tiene paciencia tendrá lo que quiere",
Esperare a mi dama hasta que el último suspiro me frene.

Y que se yo del amor,
Si nunca he encontrado explicación,
Existen personas que se unen de la nada,
Se hacen daño y al otro día se rien a carcajadas.

Que ilógico es el mundo,
Aun así esperaré en la vuelta de la esquina,
Que se cumpla mi sueño y llegue la elegida,
Para tomarla de la mano y pasear sin rumbo.

-Zad

Comentarios & Opiniones

Vota & Comenta