CELOSÍAS

poema de Libélula

Ignoraba,
Que el ermitaño respiraba en tu garganta,
enunciando un mensaje de castigo…
invitación fatal a muerte lenta.
Pensaba,
Que a tu mundo le sobraban mariposas
abundaban los duendes y las musas,
sonetos y canciones en cascadas.
Intuía,
Que había un sabio refundido en la espesura
pretendiendo blindarse en armadura
de mustias celosías construida.
Intuía,
Que el mensaje de tus dedos era triste,
la sonora carcajada escondía un duelo...
había nubes de tormenta en lontananza.
No sabía,
Al dejar mis caricias en tu pecho,
que al latir tu corazón no era consciente…
perseguías a tientas la silueta
de un sentir que tus memorias no admitía.

Comentarios sobre este poema