Derrota

Hay una derrota de la luz
en cada sombra.
Como les ocurre también
a esos silencios que no nos nombran.

Mi único amor que no madura
siempre agarrada a la injusticia
sin abrazarte nunca a la locura.

Vale mucho más el recuerdo,
del amor en el filo
sangrante de un destello,
que la monotonía del polvo del olvido.

O que esa agria acidez
de nunca haber querido.