Noche marciana

poema de Cuervo

Después de tratar de estar la calma del éxtasis producido la noche anterior, noche fría, sudorosa, caliente, calurosa, constante, energética, radiante, noche marciana.

Después de que mis manos dejaron de vibrar al roce de las tuyas, tan frías, tan calientes, tan sudorosas, tan atadas a la libertad que solo produce estar a tu lado, de tu mano, manos marcianas.

Después de suponer que todo estaba hallado, el vacío se hacía presente, constante. Solo algo fuera de este planeta saciaría esa falta de universo, de besos, de caricias, de oportunidades, de disfrute, de paz, de luz, de aire marciana.

Después de creer que todo está escrito solo palabras cortas se originan, ya que el éxtasis de la noche marciana se hace latente, la noche anterior está presente en las curvas de tu trasero, curvas marciana que necesitan un poco de tanto cariño.

Comentarios & Opiniones

Yakomo

Cuervo..... muy ameno con toques de simpatía Marciana....!!!!!
todas las estrellas para ti.
Un abrazo

Critica: 
Yan

Un placer leerte Cuervo. Saludos. FELIZ NAVIDAD.

Critica: 
Cuervo

Yakomo... que comentario tan divertido :D Muchas gracias

Critica: 
Marisa Béjar

"Sólo algo fuera de este planeta saciaría esa falta de universo, de besos, caricias..." Me encantó el poema y en especial esta reflexión. saludos!

Critica: 
Cuervo

Marisa Béjar, es maravilloso releer esto y aún percibir a Marciana tan fluorescente. Muchas gracias por pasarte

Critica: