A un joven de corazón inquieto: el AMOR saca amor.

poema de Tailo

Para cualquier educador lo central es el niño y el joven, y como Dios se nos regala en ellos, para nosotros ustedes son el mejor lugar para toparse con Dios y creo que de eso estamos bastante claros, Dios se muestra en aquellos que tienen un deseo profundo: AMAR, por eso quiero escribirte, por eso me tomo el tiempo para redactar lo que voy creyendo con todo lo que hemos hablado no sólo en estos días sino anteriormente. Por consiguiente quiero pedirte varias cosas para que leas con tranquilidad lo que iré diciendo: 1. No uses tu mecanismo de defensa de no querer dar la razón a lo que sé te dice, lee bien y déjalo resonar en el corazón para que vayas viendo si en realidad por allí irían las cosas. Es claro que todo lo que diga no tiene por qué estar en lo correcto, pero si tomate el tiempo de ver si realmente es así o no. 2. No leas esta carta como una guía para memorizar y comenzar a ejercitar, léelo como algo que puede mostrarte luces, pero que no te dirá exactamente qué hacer, porque esa no es mi tarea, sino la tuya. Eres tú quien decidirá cómo y qué vivir. Solo te plantearé cuestionamientos y por lo tanto serás vos quien permita y te des el permiso de revisar tu vida. 3. No es una carta que piensa involucrar a personas concretas, no hablaré de Andrés, no lo haré en la medida de mis posibilidades, porque me interesa es hablar de ti contigo, lo de él, sería con él si se diera la oportunidad, quizás lo nombre pero me esforzaré en no hacerlo para centrarme totalmente en ti. 4. Solo tiene sentido que leas esta carta si realmente te quieres dejar cuestionar la vida con sencillez, sino de verdad que sería una pérdida de tiempo. Si por el contrario te animas a querer descubrir realmente que le pasa y vive Miguel pues adelante, comienzo a escribir lo que voy pensando sobre lo que me has contado.

El amor asusta, y es cierto, es más fácil vivir en las bajuras, que ser autentico y libre, es muy cierto que la mayoría de los seres humanos a veces preferimos vivir desde lo que no somos. Es cierto que cualquiera como tú, que ha tenido una historia afectiva tan irregular, es decir, con carecías se siente amado y valorado cuando alguien le toma en cuenta, y eso no está mal, ¿a quién no le gusta sentirse amado, respetado y querido? ¿A quién? ¡A todos! Lo malo radica cuando eso no se sabe vivir con libertad y no se integra en la persona. Pareciera que a lo largo de tu vida has necesitado afianzar lo que eres y sueñas en los demás, recuerda eso que hablamos de que necesitabas sentirte aprobado para saber que todo lo haces bien, en el fondo es un modo de llamar la atención. ¿Con cuántas personas has tenido dependencia? Con algunas en mayor grado que otras, pero con ¿cuántas? Piénsalo. Hay un elemento común en todos esos casos, y creo que se resumen en tu búsqueda de amor, de un amor que no está mal, pero que hasta ahora no has sabido integrar en ti, es decir, que tú no puedes pasarte la vida en función de esos juegos, que solo denotan que incapacidad de amar y eso no es otra cosa que el mendigar amor, las miradas, las palabras, las sonrisas, los mensajes que llenan vacíos momentáneos solo en ti reflejan las grandes carencias que continuamente debes llenar para sentirte bien y no en soledad. Tampoco se trata de echar la culpa a alguien quizás ese vacío no se llenó porque quien debía llenarlo no sabía hacerlo porque tampoco lo recibió. Eres lo que has recibido, pero puedes ser lo que decidas una vez que eres consciente de lo que Dios quiere y necesita de ti. Creo, hijo mío, que si no te trabajas eso que siempre te he dicho, las carencias, jamás amarás de verdad a nadie, porque tarde o temprano necesitaras llenar esas carencias que falsamente has tapado con la persona del momento.

Hemos sido creados para amar, pero para amar en libertad. No fuimos creados para ser esclavos de nadie, ni siquiera de nuestras propias inconsistencias, Dios no quiere eso de ti, aunque te ama y acepta como eres y te vives, pero claramente no quiere eso de ti. Dios siempre aspira a la realización de la persona, Dios quiere que el ser humano sea feliz en todas sus dimensiones. Es tan importante que los jóvenes de hoy en día se trabajan su afectividad porque en ella está la raíz incluso de sus mayores problemas. Cuando seas capaz de comenzar a ver eso, se podrá ver por qué y con qué buscas saciarlas, ¿con qué tipos de relaciones y por qué? ¿Qué buscas al relacionarte con Andrés y por qué? Cuando se trabaja la raíz del problema uno logra vivir con mayor equilibrio en las relaciones y en todos los ámbitos, hay un camino grande por recorrer.

El amor nos hace débil, pero es lo único que puede llegar a liberar el corazón. Cuando uno se vive en medio de tinieblas, se vive lleno de máscaras, mientras menos capacidad de amar más máscaras usamos, la incapacidad de amar es reflejo de la mediocridad de la persona humana. El amor es signo de Dios, y Dios siempre genera dignidad, por eso Dios es esencialmente amor. Por lo tanto cuando amas fíjate si realmente generas dignidad y si eso te la genera a ti, sino todo sería como absurdo y hasta dañino, el verdadero amor como te he dicho te hace libre, cercano y lleno de Dios. Yo me atrevo a decir con todo lo que he escrito, y seré, fuerte, que vos realmente no amas, no lo sabes hacer y solo Dios puede enseñarte si te acercas con sencillez y humildad de corazón, ve ante ÉL y deja caer todas tus máscaras, esas que están de más y comienza a ser vos mismo sin necesidad de aparentar y de arrastrar consigo cosas que no son tuyas, pero que en el camino de tu vida has tomado como necesarias e indispensables y te han llenado de nada y vacío. No dudes, jamás, por lo que Dios más quiera de todo lo bueno que llevas dentro. No decidas vivir en la mediocridad matando así todo lo bueno de Dios que llevas dentro. No lo hagas, no te cierres a la Gracia, no te vuelvas el indiferente ni le des la espalda a Dios, eres tú quien saldrá ganado en todo esto si eres capaz de ser transparente y acercarte a ÉL.

Salvándote puedes salvar a los demás, recuerda que trabajándote tú puedes ayudar a Andrés a trabajarse como persona, sinceramente no estás en condiciones de ayudarlo, pues primero debes aclararte y comenzar a evaluarte personalmente. Tú tienes más camino que él, y sabes cómo puede estar pasándola, tú eres más consciente de todo lo que implica una relación de este estilo él puede tener la idea, pero tú tienes más camino. Es un chamito aunque se nota que él quiere vivir cosas, pero podrías orientarlo un poco sin decírselo, sino por el contrario manteniendo una postura que no dé pie a esos juegos que se hacen de miradas que alimentan lo que van viviendo.

Puede que tengamos el corazón roto, quizás llenos de heridas y nos de miedo amar, quizás muchos jóvenes como tú, tienen miedo de darse a conocer y es muy posible que ni siquiera les agrade la idea, la experiencia afectiva de muchos chicos hoy en día es una experiencia llena de temores y desconfianzas, de cobardías y de intrigas porque no han conseguido a alguien que realmente les guíe y les enseñe a amar. O tal vez lo han buscado en quienes no podrían ayudarles y han caído en la miseria humana, es Dios quien puede sanar tus heridas y mostrarte que el amor es más fuerte que la muerte y que el pecado. Dios es más grande que tu pecado y su amor te puede hacer realmente libre y feliz, completamente pleno.

O sea que para poder amar hay que dejarse amar primero por aquél que lo sabe todo de ti y vive en ti, claramente esto no es fácil, pero es el mejor camino que se puede tomar para llegar a reconocer la gran riqueza que hay en ti, es el mejor camino para toparte cara a cara con la parte de Dios que hay en ti.

El amor de Dios es lo mejor que puede pasarnos, amar es lo mejor que podemos hacer, porque nuestra esencia es el amor, quien no ama no conoce a Dios porque Dios es amor. Es así de simple y complejo a la vez. Ama y haz lo que quieras –como decía San Agustín-.

Por eso solo quiero pedirte que pongas todo en oración, lo que vas viviendo, pídele a Dios que te ayude, búscalo a él y de seguro encontraras un camino de amor que puede mostrarte. No temas ponerte cara a cara con Dios y presentarle todas tus inconsistencias, tus temores y pecado, sé tú y Dios será como es esencialmente amor, que se transforma en misericordia acogida y perdón.

Dios se hace rico en lo pobre y fuerte en lo débil, de seguro ya está haciendo su obra en ti, déjate amar realmente por aquel que puede enseñarte a amar.

Dios te bendiga hijo, un abrazo.

Tailo

Comentarios & Opiniones

ORTIZELBA Cecilia Garibayven

!Que enriquecedor texto! realmente llega al corazon. Un gusto visitar tus letras. Saludos.

Critica: