Biografía

poema de T-T

Nunca pensó que aquel efímero instante lo marcaría por siempre. Su padre lo levanto una gris mañana de Marzo. Le contó como pudo, a un niño de nueve años, que su madre estaba muerta. Fue un homicidio. Lo que hoy en día se conoce con el nombre de femicidio.
Me resulta sumamente dificultoso contar los hechos que luego le siguieron. Seguramente porque se escapan, de algún modo, a la racionalidad de lo apolineo.
Lo único que podría haberlo llevado a tan absurdo desenlace fue un libro de “Antonio Machado y sus mejores poemas”. Con la edad de doce años no creo que haya entendido, en su totalidad, las complejas metáforas del tiempo. Sin embargo, en el momento que recorría lentamente los versos, sintió que su cuerpo se estremecía. Como si alguien lo tomara y lo sacudiera por el infinito universo.
Cuando el dolor del insomnio de la negra noche no lo dejaba, siquiera, cerrar sus cansados ojos, sucedió. Vomito de tinta sobre el blanco papel toda la angustia y tristeza que tenia reprimida. Aun no sabía, que esa impulsiva costumbre lo iba a acompañar el resto de su vida.