CUIDÁ

poema de RHP

Cuidate, cuida tu cuerpo pero no te olvides de disfrutar. Trata de mantenerte lo mejor posible para beber del disfrute muchos muchos años más.
Esa es la meta, no hay otra. El placer es el propósito. Navegamos por el mar de la desidia, sin darnos cuenta que las caóticas olas amenazan nuestra barca. Andamos por ahí sin saber todo lo que somos inconscientes. Como un ciego perro a la deriva.
Las metas son solo la excusa para fluir en el espacio, en esta realidad. Nada existe más allá de nosotros y nuestro mundo.

Comentarios & Opiniones