RECUERDO DE UNA NOCHE OLVIDADA

poema de Eterno

Converso con tu imagen que se quedó en mi palma;
es lo único que queda ya de los días en que la lluvia nos solía acariciar,
de tu mirada que se volvía cómplice en mis atardeceres,
pintando de naturaleza el camino a nuestro andar;
hoy tu voz, cual eco en la penumbra, retumba en mi palpitar, llamándome.

No sé por qué los recuerdos de aquellos momentos vienen y vienen
cual olas incansables, removiendo la arena en este cansado corazón.
Qué mañana me acogerá, si, lejos, vives en tu presente, ignorando que tuve vida,
que en el silencio grité mi amor…

De ti ya nada me queda, ni la foto que me regalaste;
te la devolví una noche olvidada. ¿Recuerdas?,
cuando tu corazón se adormecía y creíste encontrar tu camino lejos de mí.
¿Eres feliz ahora? Me dicen que quizás.
Que quizás cierras tus ojos pensando que así debe ser la felicidad,
resistiendo, adormecidos por la realidad.

¡Hay recuerdo lastimero! ¡Hay recuerdo contradictorio!
“¿Cómo dices, qué ella jamás estará aquí? ¡Mentira, ahora ella vive en mí!,
yo soy el recuerdo, es ella la que no olvida.”

Por qué tuvo que ser así, por qué tuve que encontrarte para perderte.
Ahora el cielo grisáceo me persigue a donde voy, sé que ya no volverás,
aun cuando lentamente mis pulsaciones se acortan…

Y aun así, este recuerdo estruja mis pasos. ¡Ya no estás!
Ya no está ni tu foto en mi cabecera, te la entregué con mi alma. ¿Recuerdas?
Fue aquel día que mis lágrimas inundaron el río que habla y que repetía:
¡Nunca más, que nunca más vendrías!... Y te fuiste sollozando tu alegría,
tu triste alegría,
dejando sentado a mi cuerpo, inmóvil, en esa esquina solitaria del ayer.

Te hecho de menos, por más que calientan a mi cuerpo repitiéndome que el amor es así.
Ya no vendrás, ni mi corazón irá. Te dejé partir esa noche, convertido en mis noches,
ya ni el consuelo me queda, me dicen que el presente te consume,
y finges sonrisas de alegría…

Te extraño y con cada pulsación se desgarra mi corazón;
te fuiste llevando mi vida y me fui llevando tu imagen que se depositó en mi mano.
Con ella converso cada noche de los días que la inocencia me hizo amarte así.

Ya no vendrás, aunque mis sueños me lleven a ti…

Te fuiste buscando la felicidad, y jamás me llamé felicidad.
Búscala intensamente, quizás así calme esta tormenta que me atormenta en mi pesar…

Comentarios & Opiniones

Luz Inés

"Te fuiste buscando la felicidad, y jamás me llamé felicidad" :) Me gustó mucho tu manera de describir el sentimiento. Felicitaciones y adelante! Abrazo!

Critica: 
Lery

Me encantó!lleno de nostalgias y recreando una despedida.

Critica: 
Lukas

Oh... ella no se ha ido. Aún se nota como danza en tu corazón y ayuda a cada latido a ser sí mismo... ella no se ha ido. Su alma está con vos... y parece que tu corazón la extraña... bella inspiración...

Critica: 
Mae Nameky

nostalgia... me atrapa

Critica: 
lectora

me gustó mucho como afloran los sentimientos. Sigue escribiendo que te seguire leyendo

Critica: 
luiz

Eterno, supongo que el seudonimo es por los sentimientos que perduraranen al tiempo. Me gustó... "y te fuiste sollozando tu alegría, tu triste alegría"...

Critica: 
angel

me identifico, gracias

Critica: 
mariposanocturna

atrapante!!!!! es pura nostalgia.. muy bueno
Me gusto mucho como utilizas los signos, ls puntos, las comas, los silencios en el ritmo del poema!

Critica: 
nemesis

ME GUSTÓ. ME ATRAPÓ

Critica: 
Gilding

Buena, nostalgia viva

Critica: 
Berty

SIMPLEMENTE HERMOSO

Critica: 
ORTIZELBA Cecilia Garibayven

Gratas letras, un gusto leerte. Saludos.

Critica: